Si su hijo requiere un cateterismo cardíaco intervencionista - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo requiere un cateterismo cardíaco intervencionistaNiño acostado en una mesa y con sábanas quirúrgicas. Dos proveedores de atención médica que visten ambos quirúrgicos, barbijos y guantes sostienen un catéter mientras observan un monitor.

El cateterismo cardíaco intervencionista es un procedimiento que puede realizarse para tratar ciertos trastornos del corazón. Durante el procedimiento, a través de la piel se introduce un catéter especial (tubo flexible y delgado) dentro de un vaso sanguíneo; posteriormente, el catéter se hace llegar al corazón con ayuda de radiografías en vivo. El cateterismo cardíaco intervencionista lo realiza un cardiólogo pediatra (médico que diagnostica y trata problemas del corazón en los niños), el cual tiene capacitación especial para efectuar este tipo de procedimiento.

¿Cuándo está indicado realizar un cateterismo cardíaco intervencionista?

Ya que estos procedimientos son menos invasivos, tienen menos riesgos y complicaciones y acortan el período de recuperación, a veces es preferible realizar un cateterismo intervencionista en lugar de una operación del corazón para tratar ciertas malformaciones cardíacas. El cateterismo cardíaco intervencionista puede realizarse para:

  • Abrir válvulas cardíacas o vasos sanguíneos. Un balón situado en el extremo de un catéter se infla y desinfla una o varias veces para abrir una válvula o ensanchar un vaso sanguíneo. Además, el catéter puede utilizarse para introducir un tubo de malla de alambre (stent) en un vaso sanguíneo; el stent es un aparato diminuto que se emplea para ensanchar un vaso sanguíneo y mantenerlo abierto.

  • Cerrar orificios o vasos sanguíneos. Se utiliza un catéter para conducir un aparato (como una espiral o tapón) al interior del corazón; generalmente, esto se hace para cerrar un orificio cardíaco o un vaso sanguíneo situado en el corazón o sus alrededores.

Antes del procedimiento

  • No le dé nada de comer o beber a su hijo durante 4–6 horas antes del procedimiento.

  • Siga todas las demás instrucciones que le dé el médico.

Avise al médico si su hijo:

  • Recientemente ha tenido tos, fiebre, goteo nasal, infección en la ingle o dermatitis del pañal.

  • Tiene alguna alergia.

  • Toma cualquier medicamento.

Durante el procedimiento

El procedimiento tiene lugar en un laboratorio de hemodinámica (cath lab) y suele durar 2–4 horas. Usted permanecerá en la sala de espera durante el procedimiento.

  • Su hijo se acuesta sobre una mesa de radiografías.

  • Al niño le administran un analgésico (calmante del dolor) y un sedante (medicamento que relaja a su hijo o lo hace dormir), ya sea por la boca o a través de una sonda intravenosa (IV). También podrían administrarle anestesia (medicamento que duerme a su hijo e impide que sienta algún dolor), ya sea a través de una mascarilla facial o por vía IV. Una enfermera capacitada o médico (anestesiólogo) se encargará de este proceso.

  • A su hijo podrían introducirle un tubo respiratorio por la tráquea. Unos equipos especiales monitorean la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno y la presión arterial del niño.

  • En la ingle, el brazo, o el brazo y la pierna de su hijo se inyecta un anestésico local (medicamento administrado para que el niño no sienta ningún dolor) en el lugar de inserción del catéter.

  • A través de un vaso sanguíneo se hace pasar un catéter que se conduce al interior del corazón. El movimiento del catéter puede observarse mediante radiografías en vivo.

  • Dentro del catéter se inyecta un medio de contraste (colorante), que sigue el movimiento de la sangre a través del corazón y permite ver más claramente las estructuras cardíacas y los vasos sanguíneos de la zona. Se toman radiografías del corazón y los vasos sanguíneos.

  • Se extraen muestras de sangre de las cavidades y los vasos sanguíneos del corazón y se miden los niveles de oxígeno y la presión arterial.

  • En este momento se realizan las intervenciones específicas para abrir o cerrar una válvula, orificio o vaso sanguíneo en el corazón.

  • Una vez finalizado el procedimiento, se retira el catéter.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones del cateterismo cardíaco son:

  • Reacción al sedante o la anestesia

  • Reacción al medio de contraste

  • Arritmia (anomalía del ritmo cardíaco)

  • Infección

  • Sangrado

  • Lesión al corazón o un vaso sanguíneo

Después del procedimiento

  • Su hijo es trasladado a una sala de recuperación; usted puede quedarse con el niño durante este período.

  • El efecto de los medicamentos podría tardar 1–2 horas en desaparecer.

  • Podría aplicarse presión y un apósito en el lugar de inserción del catéter para reducir el sangrado. Su médico o enfermera le dirá cuánto tiempo su hijo debe permanecer acostado y mantener inmóvil el lugar de la inserción.

  • Para prevenir cualquier reacción a la anestesia (si se le administró), quizás su hijo reciba solo líquidos transparentes para beber durante unas horas.

  • Cualquier medio de contraste que se le haya administrado a su hijo debe salir de su cuerpo en un plazo de 24 horas.

  • A menudo es preciso que el niño permanezca hospitalizado hasta el día siguiente. Antes de que den de alta a su hijo del hospital, usted recibirá instrucciones para cuidar al niño en su casa.

Después de un cateterismo cardíaco intervencionista, llame al médico en el acto si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento, sangrado o secreción en el lugar de inserción del catéter

  • Dolor intenso, sensación de frío o coloración azulada en la pierna o el brazo por el que se introdujo el catéter

  • Fiebre de 100.4°F o superior

  • Dolor de pecho

  • Falta de aliento

  • Latidos cardíacos rápidos e irregulares (palpitaciones)

Maneras de ayudar a su hijo a prepararse

Usted puede ayudar a su hijo preparándolo de antemano. La manera de proceder dependerá de las necesidades de su hijo.

  • Explíquele lo que sucederá durante el procedimiento con palabras breves y sencillas. Ya que los niños de poca edad no prestan atención por mucho tiempo, si tiene un hijo pequeño déle su explicación poco antes del procedimiento. A los niños mayores puede dárseles más tiempo para entender el procedimiento de antemano.

  • Asegúrese de que el niño comprenda las partes de su cuerpo que estarán involucradas en el procedimiento.

  • Describa lo mejor que pueda lo que el niño sentirá durante el procedimiento. Es posible que le inserten una sonda IV en el brazo para administrarle medicamentos; la inserción podría causar un pinchazo breve. Su hijo no sentirá ninguna molestia una vez que surtan efecto los medicamentos.

  • Deje que su hijo le haga preguntas y contéstele con sinceridad. Es posible que el niño se ponga nervioso o tenga miedo, y quizás incluso llore. Tranquilice a su hijo diciéndole que usted va a estar cerca durante el procedimiento.

  • Muchos hospitales disponen de un especialista en la vida infantil, el cual está capacitado para ayudar a los niños a comprender lo que pueden esperar durante el tiempo que pasen en el hospital. Podrían usarse libros, videos, muñecas y juguetes como ayuda para explicar el procedimiento a su hijo. Asegúrese de preguntar al médico de su hijo sobre los recursos disponibles en el hospital.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.