Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo requiere una ablación por catéter

La ablación por catéter es un modo de tratar la taquicardia, que es un ritmo cardíaco anormal (arritmia) que hace que el corazón lata con demasiada rapidez. También se conoce como taquiarritmia. Se colocan tubos flexibles y delgados (catéteres) dentro de las venas y arterias del corazón. Entonces se destruye el tejido que causa que el corazón lata demasiado rápido. Esto se puede hacer con ondas de radiofrecuencia (RF) o con temperaturas bajas (crioablación). El procedimiento dura entre 1 y 4 horas y lo realiza un electrofisiólogo pediátrico. Es un médico que estudió para tratar los problemas eléctricos del corazón.  

Corte transversal de un corazón en el que pueden verse los catéteres insertados en la aurícula y el ventrículo derechos para el procedimiento de ablación.

Antes del procedimiento

  • Avise al médico si su hijo toma medicamentos. Quizá deba dejar de tomarlos desde 3 a 5 días antes del procedimiento.

  • También avísele si su hijo tiene alguna alergia.

  • No permita que coma ni beba nada durante las últimas 4 a 6 horas antes del procedimiento.

  • Siga todas las demás instrucciones que reciba.

Durante el procedimiento

  • Usted permanecerá en una sala de espera mientras se realiza el procedimiento.

  • A su hijo le administrarán un medicamento sedante y un analgésico (calmante del dolor) a través de una sonda intravenosa (IV) para que se relaje y no sienta ningún dolor. También podrían administrarle anestesia a través de una máscara o una sonda IV. Es posible que le introduzcan un tubo respiratorio por la tráquea. Se vigilarán la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno y la presión arterial del niño.

  • Le adormecerán el cuello y/o la entrepierna con anestesia local y le harán incisiones (cortes) pequeñas. Luego le insertarán los catéteres por los vasos sanguíneos.

  • Se guiarán los catéteres hasta el interior del corazón con la ayuda de imágenes de radiografías.

  • Se realizará un estudio electrofisiológico durante el cual el médico intentará provocar la arritmia. Entonces se puede crear un mapa eléctrico del interior del corazón. Esto mostrará el tipo de taquicardia que tiene su hijo. También revelará la ubicación del problema del corazón.

  • Luego se hará llegar un catéter de ablación hasta esa zona. Entonces se generará energía de radiofrecuencia o una temperatura fría en la punta del catéter que destruirá las células problemáticas. Es posible que le extirpen uno o más de los siguientes:

    • Una vía adicional de tejido eléctrico

    • Tejido anormal que dispara impulsos eléctricos rápidos 

  • Una vez que se realice la ablación del tejido, el médico intentará provocar nuevamente la arritmia. Si vuelve a presentarse, es posible que se necesite continuar quitando tejido.

  • Cuando termina el procedimiento, se extraen los catéteres del cuerpo de su hijo. Se aplica presión en los puntos de inserción de los catéteres para ayudar a cerrarlos. No se requieren suturas (puntos).

Después del procedimiento

  • El niño será trasladado a una sala de recuperación. Usted podrá quedarse con su hijo durante ese período. Es posible que pasen entre 1 y 2 horas hasta que desaparezca el efecto de la anestesia.

  • Su hijo necesitará permanecer acostado entre 4 y 6 horas, que es el tiempo que tardan los sitios de inserción en cerrarse.

  • Tal vez necesite pasar la noche en el hospital o pueda irse a casa ese mismo día.

  • Antes de que den de alta a su hijo, usted recibirá instrucciones para sus cuidados en el hogar. 

Visitas de control

Será necesaria una visita de control para revisar los resultados del procedimiento. También se le dirá si su hijo puede dejar de tomar los medicamentos para regular el ritmo cardíaco. En muchos casos, una ablación es suficiente para tratar la arritmia. Sin embargo, el problema puede regresar, o se puede presentar otra taquicardia. Si ocurre esto, es posible que su hijo necesite una segunda ablación con catéter. Avise al médico si reaparecen los síntomas o si se presentan nuevos.

Los riesgos y las posibles complicaciones de la ablación por catéter incluyen:

  • Sangrado o formación de moretones en los lugares de inserción del catéter

  • Coágulo de sangre

  • Infección

  • Reaparición de la taquicardia

  • Ritmo cardíaco lento (podría requerir un marcapasos permanente)

  • Perforación del músculo cardíaco, vasos sanguíneos o pulmón (puede requerir un procedimiento de emergencia)

  • Daño a una válvula del corazón (poco frecuente)

Cuándo llamar al médico

Después del procedimiento de ablación, llame al médico de inmediato si su hijo tiene:

  • Aumento de sangrado, moretones, enrojecimiento o dolor en los lugares donde se insertó un catéter

  • Falta de aire o dolor de pecho

  • Temperatura baja, hinchazón o entumecimiento del brazo o la pierna cerca del punto de inserción del catéter

  • Moretón o bulto más grande que una nuez en alguno de los puntos donde se insertó un catéter

  • Fiebre:

    • En un bebé de menos de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4° F (38° C) o más alta

    • En un niño de 3 a 36 meses, una temperatura rectal de 102° F (39.0º C) o más alta

    • En un niño de cualquier edad, una temperatura de 103° F (39.4º C) o más alta

    • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años o 3 días en un niño de 2 años o mayor

    • Una convulsión causada por la fiebre

  • Palpitaciones (latidos adicionales o salteados)

  • Aturdimiento o síncope (episodios de desmayo)

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.