Si su hijo tiene estenosis pulmonar (EP) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene estenosis pulmonar (EP)

El corazón está dividido en cuatro cavidades: dos superiores, denominadas aurículas, y dos inferiores, denominadas ventrículos. Además, hay cuatro válvulas cardíacas, las cuales se abren y se cierran para permitir que la sangre fluya siempre hacia adelante a través del corazón. La válvula pulmonar está situada entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar; contiene tres valvas que se abren y se cierran para permitir el paso de la sangre y controlar el flujo sanguíneo desde el corazón a los pulmones. Se produce la estenosis pulmonar (EP) cuando esta válvula no se abre del todo, o si la zona situada encima o debajo de la válvula es demasiado estrecha. En consecuencia, se obstruye (bloquea) el flujo sanguíneo a los pulmones. Con el tiempo, esta afección puede ocasionar ciertos problemas del corazón, aunque en muchos casos es tratable.

Tipos de estenosis pulmonar

La EP puede ser de tres tipos:

  • Supravalvar, cuando la obstrucción se produce encima de la válvula (es posible que la arteria pulmonar sea demasiado estrecha).

  • Valvar, cuando la obstrucción se produce a la altura de la válvula (es posible que las valvas sean demasiado gruesas o estén adheridas entre sí).

  • Subvalvar, cuando la obstrucción se produce debajo de la válvula (es posible que la zona situada debajo de la válvula sea demasiado estrecha).

¿Cuáles son las causas de la estenosis pulmonar?

La EP es un defecto cardíaco congénito; esto significa que su hijo nació con este problema en la estructura de su corazón. A veces es un solo defecto, mientras que en otros casos es parte de un conjunto más complejo de problemas. Se desconoce su causa exacta, aunque al parecer muchos de los casos surgen al azar. Tener antecedentes familiares de defectos cardíacos puede constituir un factor de riesgo.

¿Por qué causa problemas la estenosis pulmonar?

  • La EP obliga al ventrículo derecho a hacer un mayor esfuerzo para bombear la sangre a través de la válvula pulmonar y la arteria pulmonar para poder llegar a los pulmones. Este mayor esfuerzo produce la hipertrofia (engrosamiento) y el aumento de tamaño del ventrículo derecho. Con el tiempo, el ventrículo derecho puede llegar a estar tan sobrecargado que ya no es capaz de bombear bien la sangre. Esta afección se denomina insuficiencia cardíaca congestiva (ICC).

  • Los niños con problemas valvulares como la EP pueden estar en riesgo de contraer una infección llamada endocarditis infecciosa, que afecta el revestimiento interno del corazón o las válvulas cardíacas.

¿Cuáles son los síntomas de la estenosis pulmonar?

Los niños con EP leve o moderada pueden dar la impresión de estar bien de salud y no tener ningún síntoma. Los niños con EP grave o crítica generalmente sí tienen síntomas, tales como:

  • Dificultad para respirar

  • Dificultades para alimentarse (en los bebés)

  • Escaso aumento de peso (en los bebés)

  • Cianosis (coloración azulada de la piel, los labios y las uñas, causada por la falta de oxígeno en la sangre)

¿Cómo se diagnostica la estenosis pulmonar?

Durante un chequeo el médico busca indicios de problemas cardíacos tales como un soplo, el cual es un ruido adicional producido cuando la sangre no fluye uniformemente a través del corazón. Si se sospecha que su hijo tiene un problema del corazón, lo remitirán a un cardiólogo pediatra (médico que diagnostica y trata problemas cardíacos en los niños). Para diagnosticar la EP, podrían realizarse las siguientes pruebas:

  • Radiografía del tórax: Se usan radiografías para generar imágenes del corazón y los pulmones.

  • Electrocardiograma (ECG o EKG): Se registra la actividad eléctrica del corazón.

  • Ecocardiograma (“eco”): Se emplean ondas sonoras (de ultrasonido) para crear una imagen del corazón y buscar defectos estructurales.

¿Cómo se trata la estenosis pulmonar?

  • Generalmente, la EP de leve a moderada no requiere tratamiento pero sí visitas periódicas al cardiólogo. Estas visitas tienen la finalidad de garantizar que el estrechamiento en la válvula o sus cercanías no empeore con el tiempo.

  • Los casos graves o críticos de EP deben tratarse. A menudo el tratamiento se realiza mediante un procedimiento denominado valvuloplastia con balón, descrito a continuación. También existe la opción de reparar o reemplazar la válvula mediante una operación quirúrgica del corazón. El cardiólogo le dará más información sobre esta operación, en caso necesario.

La experiencia de su hijo: la valvuloplastia con balón

La valvuloplastia con balón es un procedimiento cardíaco que se realiza con un tubo delgado y flexible denominado “catéter”. El procedimiento lo realiza un cardiólogo que posee capacitación especial en el uso de catéteres para tratar problemas del corazón. Este procedimiento, denominado “cateterismo cardíaco”, se realiza en una sala de hemodinámica (en inglés, cath lab) y dura 2-4 horas. Usted permanecerá en la sala de espera durante el procedimiento.

  • Antes del procedimiento: Se le pedirá que impida que su hijo coma o beba cualquier cosa durante cierto tiempo antes del procedimiento; siga estas instrucciones al pie de la letra.

  • Durante el procedimiento: A su hijo le administrarán medicamentos (un sedante o un anestésico) para ayudarlo a relajarse y evitar que sienta alguna molestia o dolor durante el procedimiento; además podrían introducirle un tubo respiratorio por la tráquea. Unos equipos especiales monitorearán la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de oxígeno del niño. Le limpiarán y dormirán el lugar de inserción del catéter (la ingle) a su hijo; a continuación le insertarán el catéter en un vaso sanguíneo de la ingle. Con ayuda de radiografías en directo, se hace avanzar el catéter por este vaso sanguíneo hasta el interior del corazón. A través del catéter podría inyectarse un medio de contraste, el cual permite ver el interior del corazón con más nitidez en las radiografías. Un diminuto balón situado en el extremo del catéter se infla una o varias veces dentro de la válvula pulmonar para obligar a las valvas a abrirse. A continuación se retiran el catéter y el balón.

  • Después del procedimiento: Su hijo será trasladado a una sala de recuperación; usted puede permanecer con el niño durante la mayor parte de este período. El efecto de los medicamentos tardará 1–4 horas en desaparecer. Se aplicará presión en el lugar de inserción del catéter para reducir el sangrado. Su médico o enfermera le dirá cuánto tiempo su hijo debe permanecer acostado y mantener inmóvil el lugar de la inserción. El personal del hospital cuidará y monitoreará a su hijo hasta que puedan darlo de alta. Generalmente es preciso que el niño permanezca hospitalizado hasta el día siguiente.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones de la valvuloplastia con balón son:

  • Reacción al medio de contraste

  • Reacción al sedante o la anestesia

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento, sangrado o secreción en el lugar de inserción del catéter

  • Insuficiencia valvular (fuga o retroceso de la sangre a través de la válvula pulmonar de vuelta al ventrículo derecho)

  • Arritmia (anomalía del ritmo cardíaco)

  • Necesidad de recibir tratamiento adicional para reparar o reemplazar la válvula

  • Lesión al corazón o un vaso sanguíneo

Cuándo debe llamar al médico

Después del procedimiento de valvuloplastia con balón, llame al médico de inmediato si su hijo tiene:

  • Mayor dolor, hinchazón, enrojecimiento, sangrado o secreción en el lugar de inserción del catéter.

  • Fiebre de 100.4°F o más alta.

  • Ritmo cardíaco irregular.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Todas las opciones de tratamiento de la EP son de índole paliativa (es decir, de alivio de los síntomas). Esto significa que la válvula pulmonar no será reparada y que siempre tendrá algún tipo de anomalía; pueden volver a producirse problemas con la válvula en el futuro.

  • Después del tratamiento, la mayoría de los niños con EP pueden ser igual de activos que los demás niños.

  • Es necesario que el niño acuda a visitas de control periódicas con el cardiólogo, para garantizar que la válvula no vuelva a obstruirse o presente una fuga excesiva. La frecuencia de estas visitas podría disminuir conforme el niño va haciéndose mayor.

  • Para prevenir la endocarditis infecciosa, es posible que su hijo tenga que tomar antibióticos antes de cualquier operación o trabajo dental. Los antibióticos deben tomarse según las indicaciones del cardiólogo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.