Cuándo su hijo tiene una deformidad digital congénita - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuándo su hijo tiene una deformidad digital congénita

A su recién nacido le han diagnosticado una deformidad digital congénita. Congénita significa que está presente desde el nacimiento. Digital significa perteneciente o relativo a los dedos de las manos o de los pies. Deformidad significa que existe un problema en la forma o estructura de un miembro o una parte del cuerpo. Es posible que este diagnóstico le haya causado miedo o inquietud. Pero estos problemas suelen ser fáciles de tratar y probablemente el niño terminará teniendo manos y pies completamente normales. Para una evaluación completa de las manos y los pies de su hijo, es posible que deba ir a ver a un ortopedista (un médico que se especializa en el tratamiento de los problemas de huesos y articulaciones), a un cirujano especialista en las manos o los pies, o a un especialista en cirugía plástica. Debido a que muchos de estos problemas son hereditarios, es posible que también deba ver a un genetista (un especialista en la transmisión de problemas hereditarios).Acercamiento de los pies de un bebé.

Polidactilia

La polidactilia es una anomalía que consiste en tener más de cinco dedos en una mano o en un pie. Normalmente, el dedo adicional está junto al pulgar o al meñique, si la anomalía es en la mano, o junto al dedo grande o el dedo más pequeño si es en el pie.

Causas: A medida que el feto se desarrolla en el útero, la mano y el pie empiezan teniendo la forma de una pala que luego se va separando en dedos distintos. En algunos casos se forman demasiados dedos.

Diagnóstico: El dedo adicional puede estar conectado por medio de la piel, un músculo o un hueso. Es posible que le hagan radiografías para ver la cantidad de hueso de que se trata a fin de determinar cómo se llevará a cabo la cirugía.

Tratamiento: La polidactilia se trata mediante cirugía para eliminar el dedo o dedos adicionales. El cirujano suele esperar hasta que el niño tenga más de 6 meses de edad para que la operación sea más segura.

Resultados a largo plazo: Si la polidactilia en un pie se deja sin tratar, el niño puede tener problemas para encontrar zapatos a su medida. Con o sin tratamiento, tanto la mano como el pie suelen funcionar de forma normal. Con el tratamiento, la mano o el pie afectados pueden adquirir un aspecto más normal. En algunos casos, el dedo que estaba al lado del dedo adicional tiene un tamaño más pequeño que el normal.

Sindactilia

La sindactilia es una anomalía que consiste en la fusión o unión de dos o más dedos de las manos o de los pies. Es posible que el niño sólo tenga un pequeño espacio entre dos dedos. En otros casos, dos dedos pueden compartir la piel entre sí pero tener huesos y uñas distintos. O bien los dedos pueden estar “fusionados”, es decir que comparten el hueso y tienen una sola uña. En algunos casos, poco frecuentes, falta completamente un dedo.

Causas: A medida que el feto se desarrolla en el útero, la mano y el pie empiezan teniendo la forma de una pala que luego se va separando en dedos distintos. En algunos casos, los dedos no se separan.

Diagnóstico: Los dedos pueden estar conectados por medio de la piel, un músculo o un hueso. Es posible que le hagan radiografías para ver la cantidad de hueso de que se trata a fin de determinar cómo se llevará a cabo la cirugía.

Tratamiento:

  • Una mano con sindactilia que funciona bien no necesita tratamiento. Si se lleva a cabo una operación quirúrgica, el objetivo es mejorar el funcionamiento de la mano. Si se necesita injertar piel durante la operación, ésta puede tomarse de otras partes del cuerpo. Si se necesita hueso, puede tomarse del pie. Un terapeuta ocupacional o un fisioterapeuta especialista en las manos puede ayudar a preparar al niño antes y después de la cirugía. Después de la operación, es posible que le coloquen al niño un dispositivo especial en la mano mientras ésta se recupera de la cirugía.

  • Un pie con sindactilia casi nunca requiere tratamiento. El pie funcionará normalmente sin tratamiento y a menudo la cirugía no logra darle un aspecto normal.

Resultados a largo plazo:  La sindactilia, aunque se deje sin tratar, no suele afectar el funcionamiento de la mano o del pie. Si se lleva a cabo cirugía para mejorar el funcionamiento de la mano, suele tener buenos resultados. Pero es difícil lograr que la mano adquiera un aspecto normal. Los dedos que estaban unidos suelen ser más pequeños que los dedos normales. Pregunte a su médico el resultado que cabe esperar desde el punto de vista estético.

Dedos de los pies superpuestos o infrapuestos

Este problema suele afectar a ambos pies, más comúnmente los dedos pequeños.

Causas: La causa puede ser un tendón demasiado contraído en el pie que tira de un dedo colocándolo por encima o por debajo de otro. No siempre se sabe cuál es la causa de este problema.

Diagnóstico:  Este problema puede detectarse en el recién nacido, pero lo que ocurre más a menudo es que no se nota hasta que el niño empieza a caminar.

Tratamiento: El tratamiento se concentra en separar los dedos y alinearlos correctamente. Esto ayuda a prevenir problemas con el pie más adelante. El tratamiento puede comprender lo siguiente:

  • Colocación de espaciadores o cinta entre los dedos para mantenerlos separados.

  • Colocación de una férula en los dedos para enderezarlos o mantenerlos separados.

  • Inserciones ortóticas para que los dedos queden alineados correctamente.

  • Operación quirúrgica para soltar un tendón y enderezar los dedos. La cirugía no se lleva a cabo hasta que el niño sea un poco mayor.

Resultados a largo plazo: Es posible que los pies de un niño con este problema funcionen bien sin necesidad de tratamiento. Si un niño tiene dedos superpuestos y estos se dejan sin tratamiento, puede tener problemas al empezar a andar, como por ejemplo dificultad para encontrar zapatos a su medida, formación de juanetes en las articulaciones, callos o abrasión de la piel por rozamiento. En general no suele haber problemas si se da tratamiento.

Anillos de constricción (bandas o bridas amnióticas)

Este problema, que no produce dolor, consiste en la aparición de un pliegue profundo en la piel de un recién nacido. En general, estos anillos le dan al dedo un aspecto anormal, pero no causan ningún otro problema. En los casos más graves, los anillos de constricción pueden impedir la circulación de la sangre hacia el dedo y provocar deformaciones en el mismo. Esto también puede causar la muerte del tejido y en consecuencia la pérdida del dedo.

Causas: Se supone que estos anillos de constricción tienen su origen en bandas de tejido amniótico que se enredan alrededor del dedo mientras el bebé está en el útero.

Diagnóstico: Este problema suele notarse cuando se examina al niño por primera vez al nacer.

Tratamiento:  Si la circulación del dedo es buena y el dedo funciona normalmente, no se necesita tratamiento. Si es necesario tratamiento, se hace una operación quirúrgica para soltar el anillo de constricción. La calidad de la circulación sanguínea hacia el dedo ayuda a determinar cuándo debe llevarse a cabo la cirugía.

  • Si hay un buen flujo sanguíneo hacia el dedo, es probable que el médico decida esperar 3-6 meses antes de realizar la cirugía. De esta forma la operación es más segura para el niño. Durante este período es importante que observe si hay señales de problemas circulatorios, como cambios de color en el dedo o enfriamiento del mismo.

  • Si la circulación sanguínea hacia el dedo es insuficiente, es necesario realizar una operación de emergencia para soltar el anillo de constricción e intentar salvar el dedo. En algunos casos, incluso con cirugía no se logra salvar el dedo y es necesario amputarlo.

Resultados a largo plazo: Si se suelta el anillo de constricción, lo más probable es que el dedo crezca de forma normal y alcance el tamaño de los otros dedos. Si un dedo tiene un riego sanguíneo completo pero no se suelta el anillo de constricción, es posible que funcione normalmente pero que su tamaño sea más pequeño que los otros dedos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.