Si su hijo requiere una traqueostomía: Aspiración - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo requiere una traqueostomía: Aspiración

En la cánula de traqueostomía puede acumularse y espesarse flema, hasta el punto de causar obstrucciones que dificultan la respiración de su hijo. La aspiración periódica de la flema ayuda a mantener despejada la cánula. Le darán instrucciones sobre cómo aspirar la flema para mantener desobstruida la cánula; también le enseñarán los métodos para limpiar las sondas y la profundidad a la que debe introducirlas durante la aspiración. A continuación se indican los pasos básicos; siga cualquier otra instrucción que le hayan dado.

Cuándo debe efectuarse la aspiración

Generalmente, la aspiración debe realizarse antes de cambiar y limpiar la cánula de traqueostomía; sin embargo, tal vez haya que efectuarla más a menudo, en función de la edad del niño y el motivo por el cual le insertaron la cánula. Si su hijo es mayor, tal vez pueda avisarle de que necesita que se realice la aspiración. Estas son algunas señales de que tal vez deba realizar la aspiración:

  • Su hijo respira con una mayor frecuencia.

  • Usted escucha un silbido o unos traqueteos cuando su hijo respira.

  • Hay burbujas de flema en la abertura de la traqueostomía o usted escucha borboteos o traqueteos como si hubiera flema presente.

  • Su hijo respira o come con dificultad.

Reúna los utensilios necesarios

Como en el caso de la limpieza, tal vez encuentre más fácil hacer los preparativos en el mismo lugar cada vez que realice una aspiración. Elija un espacio limpio y bien iluminado que esté cerca de un lavabo. Es una buena idea tener a mano una bolsa de reanimación, en caso de que surja una emergencia con la traqueostomía. Los utensilios que necesitará para la aspiración son:

  • Jabón líquido, alcohol o espuma desinfectante

  • Guantes limpios, desechables y sin talco

  • Aparato de aspiración, tubos y sondas (también puede usar una sonda adicional con marcas que le ayuden a guiarse con la profundidad de la inserción)

  • Agua estéril

  • Solución salina estéril

  • Jeringa o cuentagotas

  • Recipiente estéril o limpio

  • Pañuelitos de papel

Preparación del equipo

En primer lugar explíquele a su hijo lo que está a punto de hacer, luego haga los preparativos necesarios:

  • Lávese las manos con agua y jabón líquido, luego séqueselas bien. También puede usar alcohol o espuma desinfectante.

  • Póngase unos guantes.

  • Conecte la sonda al aparato de aspiración. Absténgase de tocar el extremo que se introducirá en la cánula de traqueostomía.

  • Encienda el aparato de aspiración a 50-100 mm Hg.

  • Vierta agua estéril en un recipiente.

  • Compruebe si la sonda está funcionando, luego sumerja la punta en el agua estéril.

Aspire el contenido de la cánula de traqueostomía

A continuación verá instrucciones básicas para realizar la aspiración; quizás le hayan dado instrucciones adicionales más específicas.

  • Haga esto únicamente si su proveedor de atención médica se lo indica: Con una jeringa o cuentagotas, coloque una pequeña cantidad (cerca de 1 mL) de solución salina estéril en la cánula de traqueostomía para aflojar la flema.

  • Pida a su hijo que respire hondo varias veces.

  • Introduzca una sonda suavemente en la cánula de traqueostomía hasta llegar a la profundidad que le hayan indicado. (La profundidad de la inserción depende de la estatura de su hijo y la longitud de la cánula de traqueostomía.)

  • Tape y destape la válvula de la sonda para aplicar la aspiración.

  • Mientras hace girar la sonda, vaya retirándola para eliminar la flema. No deje la sonda sin mover durante más de 5-10 segundos a la vez.

  • Aspire solución salina al interior de la sonda para limpiar la flema que contiene.

  • Deje que su hijo descanse y respire durante 1-2 minutos.

  • A continuación, repita la operación de aspiración hasta que la cánula de traqueostomía esté limpia y deje de emitir traqueteos.

  • Revise las secreciones y, si nota algún cambio de olor, espesor, color o cantidad, notifique al médico.

  • Lleve a cabo los demás pasos según las instrucciones. Por ejemplo, tal vez le hayan indicado que aspire el interior de la nariz y la boca de su hijo, o quizás necesite administrar oxígeno adicional (únicamente si se lo han ordenado).

Limpieza

  • Apague el aparato.

  • Deseche la solución salina y los guantes.

  • Pregunte si puede volver a usar las sondas y, si es así, con qué frecuencia. Si va a volver a usar la sonda, enjuáguela con agua destilada, limpie el exterior con alcohol y déjela secar al aire. Conserve la esterilidad de la punta de la sonda cubriéndola con una tapa. Guarde la sonda en su envase original en un lugar limpio y seco; o bien, deseche la sonda.

  • Siga las instrucciones del fabricante del equipo respecto al procedimiento de limpieza del aparato de aspiración y la frecuencia a la que debe hacerlo.

Facilite el procedimiento de aspiración para su hijo

La aspiración puede producir una sensación de arcadas o ahogo, que puede asustar a su hijo. Dígale a su hijo que esto es normal. También podría resultarle útil hacer actividades relajantes antes del procedimiento. Deje que su hijo descanse entre una aspiración y otra; además, evite prolongar las aspiraciones por más tiempo de lo que su hijo puede contener la respiración. En su totalidad, la sesión no debe durar más de 5-10 minutos.

Llame al médico en el acto si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Enrojecimiento, dolor o sangrado en el estoma

  • Flema amarillenta o verdosa, maloliente, sanguinolenta o espesa procedente del estoma

  • Fiebre de 100.4°F o más

  • Hinchazón alrededor de la cánula de traqueostomía

  • Dolor durante la aspiración de la cánula de traqueostomía

  • Falta de aliento o cualquier dificultad para respirar

  • Vómito

  • Dificultades para insertar la cánula de traqueostomía o la sonda de aspiración

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.