Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene un derrame pleural

La zona situada entre el pulmón y la pared torácica se llama espacio pleural. El revestimiento que rodea este espacio produce pequeñas cantidades de líquido que ayuda a lubricar y permite que los pulmones se ensanchen sin dificultades. Cuando se acumula demasiado líquido en este espacio, se produce un derrame pleural.

¿Cuáles son las causas del derrame pleural?Contorno de un niño que muestra fluido atrapado entre el pulmón comprimido y la pared corporal del lado derecho. Se ve un pulmón saludable a la izquierda.

A su hijo puede darle un derrame pleural si tiene una inflamación o infección bacteriana en los pulmones. También puede producirse este derrame si se acumula líquido después de una operación. Si no recibe tratamiento, el derrame pleural puede ocasionar graves dificultades para respirar. Por eso, su hijo necesita tratamiento enseguida.

¿Cuáles son los síntomas del derrame pleural?

El derrame pleural puede presentarse sin ningún síntoma; de haberlos, los síntomas pueden ser:

  • Falta de aliento o aceleración de la respiración

  • Tos

  • Dolor agudo en el pecho que empeora al toser o respirar hondo

  • Fiebre de 100.4°F (38°C)o superior

¿Cómo se diagnostica el derrame pleural?

El médico de su hijo le auscultará (escuchará) el pecho con un estetoscopio y le dará pequeños golpecitos en la zona. Para confirmar el diagnóstico, podrían hacerle una o varias de las pruebas siguientes:

  • Radiografías de pecho en distintas posiciones para determinar si hay aire o líquido en el espacio pleural.

  • Ultrasonido (ecografía) o tomografía si la radiografía no se ve claramente. Estas pruebas pueden mostrar más claramente la ubicación de las acumulaciones de líquido en el espacio pleural.

  • Análisis del líquido pleural; esta prueba implica insertar una aguja en el espacio pleural para extraer líquido y enviarlo a un laboratorio para analizarlo

¿Cómo se trata el derrame pleural?

El tratamiento depende de la cantidad de líquido y de si hay o no infección.

  • Si hay sólo una pequeña cantidad de líquido, es probable que el problema desaparezca por su cuenta. El médico le pedirá que vigile a su hijo en casa; no se necesita hospitalizar al niño.

  • Si su hijo tiene mucho líquido o pus, le cuesta trabajo respirar o siente molestias, tal vez necesite ingresar en el hospital. Probablemente le colocarán un tubo de tórax (pecho) para quitar el líquido. 

  • Si hay una infección, le administrarán antibióticos para tratarla.

  • El médico identificará y tratará cualquier otro problema que esté causando el derrame.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

A menudo, las causas del derrame pleural en los niños son menos graves que en el caso de los adultos. Su hijo no debería tener ningún efecto a largo plazo una vez que le traten el problema causante del derrame. El médico puede darle más información sobre el estado de su hijo y lo que se puede esperar.

Después del tratamiento, llame al médico enseguida si su hijo sano tiene cualquiera de estos síntomas:

  • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4°F (38.0ºC) o más alta

  • En un niño de 3 a 36 meses, una temperatura de 102°F (39.0ºC) o más alta

  • En un niño de cualquier edad, una temperatura de 103°F (39.4ºC)  o más alta

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años, o 3 días en un niño de 2 años o mayor

  • Una convulsión provocada por la fiebre

  • Mayores dificultades para respirar o aceleración de la respiración

  • Tos con sangre

  • Dolor de pecho que empeora o continúa

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.