Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para el cuidador: Autocuidado después de un ataque cerebral

Después de un ataque cerebral, los pacientes pueden recuperar su autoestima ayudando a cuidarse a sí mismos. Muchos pueden aprender a controlar o manejar mejor la incontinencia anal y urinaria. El uso sin impedimentos de los brazos y las piernas al bañarse ayuda a los pacientes a recuperar su fortaleza muscular. De hecho, el uso diario de la mano afectada suele ayudar a recuperar su funcionamiento.

Mujer sentada al borde de una cama de hospital poniéndose un zapato con un agarrador de mango largo. Un proveedor de atención médica está sentado junto a la mujer.

Problemas de incontinencia anal y urinaria

Un ataque cerebral puede afectar el control del esfínter anal y urinario de su ser querido. Las consecuencias de este problema pueden ser mayores si el paciente no es capaz de ir al baño por su propio pie o no puede pedir ayuda. Las enfermeras pueden ayudarle a usted y al paciente a manejar este problema. Podrían sugerir lo siguiente:

  • Llevar al paciente al inodoro a intervalos preestablecidos. Puede intentarlo cada 2 a 3 horas.

  • Poner una silla con orinal al lado de la cama para usarlo por la noche.

  • Utilizar ropa interior absorbente.

Bañarse y vestirse

Con la ayuda de terapeutas ocupacionales, los pacientes aprenden nuevas formas de bañarse y vestirse. Es posible que enseñen a su ser querido a hacer lo siguiente:

  • Probar la temperatura del agua con una mano o pie que no esté afectado por el ataque cerebral.

  • En el baño, utilizar agarraderas o barandas y un asiento en la ducha, una ducha con regadera de mano y un cepillo de mango largo.

  • Vestirse sentado, empezando por las extremidades del lado afectado.

  • Utilizar camisas con cierres de Velcro. Utilizar zípers (cremalleras) con bucles de agarre. También es posible que le sugieran pantalones o faldas con cinta elástica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.