Aprender a usar una prótesis - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Aprenda a usar una prótesis

Una vez que su herida se haya cicatrizado, tal vez esté listo para que le coloquen una prótesis (pierna artificial). La prótesis puede ayudarle a recuperar la capacidad de caminar. Comenzará por consultar con un protésico, es decir, un experto en la preparación y adaptación de prótesis. Al principio le colocarán una prótesis preparatoria (algunas veces llamada prótesis provisional). Más adelante le pondrán la prótesis definitiva (algunas veces llamada prótesis permanente). En algunos casos, la prótesis preparatoria puede servir como prótesis definitiva. Su nivel de actividad y sus objetivos le ayudarán a decidir el tipo de prótesis permanente que resulte más adecuada para usted.

Las partes de una prótesis preparatoria

El diseño de la prótesis preparatoria es bastante básico. Consta de una cavidad que se coloca alrededor de la extremidad residual. Esta cavidad se conecta a un tubo que da apoyo a la extremidad. También puede conectarse a una articulación similar a la de la rodilla, si fuera necesario. El tubo se extiende hacia abajo hasta una pieza sólida que realiza la función de un pie y está recubierta de forma que tenga un aspecto parecido al de un pie natural.

Colocación de la prótesis

El protésico le preparará una cavidad que encaje bien en su extremidad residual. Crearán un modelo de su extremidad para personalizar el encaje de la cavidad. Antes de la primera colocación habrá estado usando una media de compresión todos los días para ayudar a dar la forma deseada a su extremidad residual. Su extremidad seguirá cambiando de volumen (tamaño) a medida que usted usa la prótesis preparatoria. Es necesario que la cavidad siga encajando bien a medida que cambia el volumen de la extremidad. Para asegurar que esto sea así, le enseñarán a aumentar el espesor de la extremidad mediante fundas o medias protésicas especiales. Esta es la clave de un buen ajuste y encaje de la cavidad. Hable con su protésico para aprender a ajustar el espesor de la funda en su casa. Es probable que le aconsejen que mantenga un peso corporal estable, ya que incluso pequeños cambios de peso pueden afectar el buen ajuste de la prótesis. El protésico le enseñará cómo aumentar gradualmente la cantidad de tiempo que utiliza su prótesis cada día. Siga este “programa de uso” según le indiquen.

Aprender a andar

Usted podrá trabajar con su protésico y con su fisioterapeuta para hacer entrenamiento del modo de andar, es decir, aprender a caminar con su prótesis. Probablemente comenzará por aprender a ponerse de pie usando barras paralelas. Estas barras le ayudan a acostumbrarse a apoyar su peso sobre la prótesis. A medida que progresa, empezará a andar lentamente usando las barras como soporte. Cuando esté listo, empezará a hacer prácticas para andar con un instrumento de ayuda, como un andador o un bastón.

Colocación de su prótesis definitiva

Cuando se haya estabilizado el volumen de su extremidad residual, le colocarán una prótesis definitiva. Es posible que tarde 6–12 meses en llegar a este punto. Incluso con una prótesis permanente deberá ajustar el espesor de la media o funda según sea necesario. El tipo de prótesis que obtendrá dependerá de su salud y de sus necesidades especiales. Usted puede continuar utilizando su prótesis preparatoria, la cual le servirá como prótesis definitiva. Su prótesis definitiva puede tener:

  • Un diseño más avanzado de la rodilla o del pie.

  • Un aspecto más “natural”.

  • Funciones para tareas especiales o niveles de actividad más altos.

Cuidado y mantenimiento de la prótesis

Es posible que sea necesario cambiar la cavidad de su prótesis cada 2–8 años. Asimismo, las distintas partes de la prótesis pueden cambiarse si no están cumpliendo bien su función. Utilice medias o fundas protésicas limpias todos los días para prevenir los problemas de piel. Lave las medias y la funda de la cavidad (según el tipo de prótesis que use) siguiendo las instrucciones del fabricante.

Vigile si hay señales de un encaje inadecuado

El encaje o ajuste correcto de su prótesis es esencial para lograr un uso cómodo y un buen funcionamiento. Observe si hay señales de que la prótesis necesita reajustarse. Póngase en contacto con su protésico si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Sensación de que la prótesis es más pesada o difícil de mover. Esto significa que está demasiado floja.

  • Ampollas o heridas abiertas en su extremidad residual. Es posible que la prótesis esté demasiado floja o demasiado ajustada en ciertos sitios. Si le ocurre esto, deje de usar la prótesis hasta que haya consultado con el protésico. También es posible que deba ver al médico para tratar heridas o problemas de piel.

  • Su extremidad residual se mueve hacia arriba y hacia abajo dentro de la cavidad a medida que usted camina (pistoneo). Su extremidad debe quedar bien ajustada en la cavidad de la prótesis. El pistoneo significa que la prótesis está demasiado floja.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.