Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Preparación de la extremidad residual para una prótesis

Le han quitado las suturas o las grapas, y la herida quirúrgica se ha cicatrizado. Ahora puede empezar a preparar su extremidad residual para una prótesis. Durante este período, recuerde los siguientes objetivos:

  • Posicionamiento correcto de su extremidad residual

  • Estiramiento y fortalecimiento de los músculos

  • Masaje y desensibilización

  • Conformación de la extremidad residual

  • Cuidado e higiene diarios de la extremidad

Posicionamiento de la extremidad residual

Es fundamental que mantenga su extremidad residual en la posición correcta. Esto ayuda a prevenir el acortamiento y la contractura de los músculos, que reducen la amplitud de movimiento de la extremidad. Para evitar la contractura, es necesario que mantenga la rodilla y las caderas lo más rectas posible. Para lograrlo, haga lo siguiente:

  • Al estar sentado, mantenga siempre apoyada la extremidad residual para evitar que oscile o quede colgada. Al estar sentado en una silla de ruedas o una silla normal, puede usar la plataforma especial para amputados (una superficie extensible para dar apoyo al peso de su extremidad residual).

  • Dedique tiempo cada día a permanecer acostado boca abajo (en pronación). La pronación estira los músculos de la parte frontal de la cadera. Estos músculos se contraen al sentarse. Es importante que permanezca 15–20  minutos en pronación varias veces al día.

  • No apoye su extremidad residual sobre almohadas o mantas cuando se acueste. Mantenga la extremidad residual en posición plana, con la rodilla recta.

  • Si la amputación fue por encima de la rodilla, mantenga su extremidad residual cerca a la pierna intacta. Permitir que se mueva hacia afuera puede hacerle más difícil caminar después con una prótesis.

Estiramiento y fortalecimiento

Es importante que los músculos de su extremidad residual estén fuertes y flexibles. Siga haciendo los ejercicios que le enseñaron en el hospital. Estos ejercicios le ayudarán a prevenir las contracturas y a mantener fuertes y flexibles tanto la extremidad intacta como la extremidad residual. Ambas piernas deben estar fuertes para poder caminar con una prótesis.

Masaje y desensibilización

Al principio, la piel de su extremidad residual estará sensible al tacto. La desensibilización puede ayudar a resolver esto, frotando y dando masajes y golpecitos suaves sobre la extremidad residual. Comience por dar toques suaves y vaya aumentando la presión a medida que mejora su tolerancia. Esto le ayudará a prepararse para la primera colocación de una prótesis.

Conformación de la extremidad residual

La extremidad residual puede seguir estando hinchada incluso después de que se haya cicatrizado la herida quirúrgica. La hinchazón debe reducirse para que la extremidad residual pueda acoplarse dentro de la cavidad de la prótesis. Este proceso se conoce como “conformación” de la extremidad residual. Su proveedor de atención médica le ordenará que use una media de compresión para conformar su extremidad residual. Recuerde:

  • Utilice la media de compresión (media ajustada). Se trata de una media que se estrecha gradualmente hacia un extremo y ejerce una presión uniforme sobre la extremidad residual. La presión ayuda a reducir la hinchazón.

  • Use la media de compresión lo más cerca de 24 horas al día como le sea posible (excepto cuando se bañe). Manténgala subida para que quede lisa y bien ajustada en todo momento.

  • Visite a su protésico con regularidad. El protésico vigilará el tamaño cambiante de su extremidad durante todo el proceso de adaptación de la prótesis para asegurar que ésta le quede a su medida.

Cuidado e higiene diarios de la extremidad

Mantener limpia la extremidad residual es esencial para prevenir los problemas de piel y las infecciones. Haga lo siguiente todos los días:

  • Lave su extremidad residual al menos una vez al día con agua tibia y jabón suave antibacteriano.

  • Utilizando un paño, frote suavemente todas las superficies de la extremidad residual. Preste mucha atención a la piel detrás de la rodilla y a la parte inferior de la extremidad.

  • Seque completamente su extremidad residual para evitar que la humedad quede atrapada entre la piel y la media de compresión.

  • Utilice una media de compresión limpia cada día. Lave cada media con jabón suave y agua, enjuáguela bien y séquela completamente al aire. Esto eliminará las sales y ácidos residuales del sudor.

Cuándo debe llamar al médico

Inspeccione diariamente su extremidad residual, especialmente la piel de la cicatriz quirúrgica. Utilice un espejo para revisar la parte posterior de su extremidad o bien pida ayuda a un miembro de su familia. Llame al médico si nota lo siguiente:

  • Separación de la piel en la cicatriz quirúrgica.

  • La cicatriz quirúrgica o la extremidad residual despide mal olor.

  • La zona alrededor de la cicatriz está caliente, enrojecida o hinchada.

  • Hay pus o secreción amarillenta procedente de la cicatriz, o una secreción espesa de color gris-café.

  • Aumento repentino del dolor o sensibilidad muy intensa.

  • Fiebre de 100.4°F o más

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.