Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Medicamentos para el asma

Los medicamentos desempeñan un papel fundamental en el control del asma. Algunos medicamentos ayudan a reducir la inflamación crónica, mientras que otros se utilizan para tratar los síntomas en el momento en que aparecen. Esta hoja le enseñará a usar sus medicamentos de la manera correcta para poder recibir el tratamiento adecuado. Use siempre sus medicamentos de la manera indicada; apréndase los nombres de sus medicamentos, y sepa cuándo y cómo debe usarlos.

Medicamentos de alivio rápidoMujer en el lavabo del baño que usa un inhalador de dosis medida con un espaciador.

Los medicamentos de alivio rápido (o “de rescate”) funcionan relajando los músculos de las vías respiratorias para calmar ciertos síntomas como la tos, las sibilancias y la dificultad para respirar. Lleve siempre consigo su inhalador de alivio rápido, incluso cuando se sienta bien. Los medicamentos de alivio rápido:

  • Se inhalan cuando es necesario.

  • Comienzan a abrir las vías respiratorias unos minutos después de ser inhalados.

  • Pueden ayudar a contrarrestar una crisis de asma que ya ha comenzado.

  • Pueden ayudar a prevenir las crisis de asma provocadas por el ejercicio.

Medicamentos de control a largo plazo

Los medicamentos de control a largo plazo (que se llaman también medicamentos “de mantenimiento” o controladores) ayudan a reducir la hinchazón y la inflamación de las vías respiratorias, lo que las hace menos sensibles a los desencadenantes y reduce la propensión a las crisis de asma. Los medicamentos de control a largo plazo:

  • Se usan de acuerdo con un horario preestablecido, incluso si no hay síntomas; muchas personas deben usarlos a diario.

  • Ayudan a mantener controlada el asma para reducir la posibilidad de que aparezcan los síntomas.

  • NO sirven para detener una crisis de asma que ya ha comenzado.

Uso de corticosteroides inhalados

Los corticosteroides inhalados, que no son lo mismo que los “esteroides” de los que abusan algunas figuras del deporte, pueden usarse sin peligro a largo plazo. En las dosis que se recetan habitualmente, los corticosteroides inhalados no suelen causar ningún efecto secundario porque se inhalan directamente al lugar donde se requieren, es decir, el interior de los pulmones. Por eso, estos medicamentos tienen muy poco efecto en el resto del cuerpo. Podrá reducir aún más la posibilidad de tener efectos secundarios si:

  • Se asegura de usar siempre un espaciador con los inhaladores de dosis medida.

  • Se enjuaga la boca, hace gárgaras y escupe el agua después de usar el inhalador.

  • Colabora con su proveedor de atención médica para encontrar la dosis mínima que logre controlarle el asma.

Consejos para usar los medicamentos

Acordarse de tomar medicamentos todos los días puede resultarle arduo a cualquiera, sobre todo cuando no se tiene ningún síntoma. Para mantener la constancia, ponga en práctica estos consejos:

  • Desarrolle una rutina. Por ejemplo, use sus controladores a largo plazo como parte de sus preparativos para acostarse.

  • Asegúrese de entender la función de los controladores a largo plazo, y lo que no se puede esperar de estos medicamentos.

  • Reponga sus medicamentos con receta puntualmente o incluso antes de tiempo, para que no se le agoten.

  • Lleve consigo su medicamento de alivio rápido. Si puede, tenga a mano un inhalador de alivio rápido adicional en el trabajo, la escuela o su maletín de gimnasia.

  • Cuando esté de viaje, asegúrese de llevarse una cantidad de medicamento suficiente como para que le alcance por todo el tiempo que esté fuera.

  • Cuando viaje en avión, lleve sus medicamentos consigo; no los empaque en su equipaje.

Su colaboración con el proveedor de atención médica

Si usted colabora con su proveedor de atención médica, podrá beneficiarse al máximo de sus medicamentos y reducir los efectos secundarios; esto le garantizará un tratamiento óptimo. No haga ningún cambio en sus medicamentos sin antes hablar con su proveedor de atención médica. Algunos asuntos que debe resolver en colaboración con su proveedor de atención médica son:

  • Llegar a la dosis correcta. Con el tiempo, su proveedor de atención médica podría aumentarle o reducirle la dosis de los controladores. Esto se hace con la finalidad de encontrar la cantidad justa de medicamento que logre controlarle el asma, para que usted no use más de lo necesario.

  • Encontrar los medicamentos adecuados para usted. Ya que cada persona posee sus propias características, es posible que haya que hacer varios intentos hasta encontrar el medicamento o combinación de medicamentos adecuados para usted. Si algún medicamento no le produce el efecto deseado, quizás otro le funcione mejor.

  • Reducir al mínimo los efectos secundarios. Si usted tiene efectos secundarios, no se limite a dejar de usar su medicamento; en vez de eso, llame a su proveedor de atención médica. Quizás se resuelva el problema con un nuevo medicamento o un cambio de dosis… pero si no pregunta, ¡nunca se enterará!

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.