Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los padres: vigilancia del flujo máximo de su hijo

El medidor de flujo máximo es un instrumento para verificar el funcionamiento de los pulmones de su hijo, y puede ayudarle a prevenir un ataque de asma incluso antes de que aparezcan síntomas. El proveedor de atención médica de su hijo le indicará si necesita usar el medidor de flujo máximo y, en caso afirmativo, con qué frecuencia. También debe verificar que el niño esté usando el medidor correctamente.

El medidor de flujo máximo

El medidor de flujo máximo determina cuánto aire puede expulsar su hijo rápidamente de los pulmones. Esto ayuda a determinar qué tan despejadas están las vías respiratorias del niño en ese momento. Aunque sea distinto del que se ilustra aquí, el medidor de flujo máximo de su hijo funcionará de manera similar.

Ponga el marcador en cero o en el número más bajo de la escala. Haga que su hijo se ponga de pie, si le es posible, y pídale que respire lo más hondo posible.

Ponga la boquilla del medidor dentro de la boca de su hijo. Pida a su hijo que sople dentro de la boquilla una vez, lo más fuerte y rápido que pueda.

Fíjese hasta dónde se movió el marcador en la escala numérica y anote ese número. Vuelva a poner el marcador en cero y repita la prueba dos veces más. El número más alto que obtenga corresponderá al flujo máximo de su hijo.

¿Qué es el mejor resultado personal?

El mejor resultado personal del niño es el número más alto de flujo máximo que se haya obtenido durante una semana o dos en que no haya habido síntomas. Luego se comparan otros resultados de flujo máximo con el mejor resultado personal para observar cómo va progresando con el tiempo.

¿Qué significan los valores de flujo máximo?

Un flujo máximo inferior al 80% del mejor resultado personal puede señalar que está ocurriendo un ataque de asma. Tenga presente que el flujo máximo puede variar de un día a otro. También hay otros factores que afectan el flujo máximo:

  • La edad. Los pulmones aumentan de tamaño a medida que el niño crece. Por esto, el mejor resultado personal de flujo máximo debe aumentar en función de la edad del niño.

  • El control. El mejor resultado personal puede aumentar una vez que se logre el control del asma.

  • Hacer trampas. Los niños con asma pueden ingeniárselas para producir un número falso de flujo máximo. Por ejemplo, quizá traten de fingir un número alto para complacer a sus padres, o uno muy bajo para que se les preste atención. Para ayudar a prevenir esta conducta, no culpe ni regañe a su hijo si obtiene malos resultados de flujo máximo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.