Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo necesita una sonda nasogástrica

Contorno de un bebé con la cabeza girada hacia un lado para mostrar boca, esófago, estómago, cavidad nasal, tráquea y pulmones. Se inserta una sonda nasogátrica en la nariz, a través del esófago y dentro del estómago.

Si su hijo tiene dificultad para tragar comida o líquidos sin peligro, el médico puede sugerir alimentación por sonda. La alimentación por sonda suele hacerse con una sonda nasogástrica. Se trata de un tubo delgado y flexible que se introduce por la nariz del niño hasta el estómago para suministrar directamente la comida sin que ésta pase por la boca y el esófago (el conducto que va desde la boca hasta el estómago). De esta forma, los alimentos líquidos administrados a través de la sonda nasogástrica pueden digerirse como si hubieran sido ingeridos normalmente.

Por qué se usa una sonda nasogástrica

La sonda nasogástrica suele usarse cuando el niño necesita ayuda a corto plazo para recibir nutrientes y medicamentos. Es posible que su hijo no se esté desarrollando adecuadamente con la alimentación normal o que tenga dificultad para tragar. Una infección o la recuperación de una intervención quirúrgica puede significar que tal vez su hijo sea incapaz de comer durante un corto período. La sonda nasogástrica también puede usarse como suplemento de la alimentación normal para recibir nutrición adicional.

Inserción de la sonda nasogástrica

  • La sonda se introducirá por primera vez en el hospital y le enseñarán cómo ponerla, quitarla y cuidarla en su casa.

  • Le explicarán lo que debe hacer para asegurarse de que la sonda esté bien colocada cada vez que alimente a su hijo. Vea el cuadro a continuación para obtener instrucciones paso a paso.

  • La sonda deberá reemplazarse cada 14 días.

  • Al principio, algunos padres consideran que la sonda nasogástrica es muy fea, pero esto no quiere decir que deba ser incómoda para el niño. Y tal vez descubra que es más fácil de cuidar de lo que parece.

Cómo comprobar la colocación de la sonda antes de suministrar alimentación

Cada vez que alimente a su hijo, debe asegurarse de que la sonda nasogástrica esté colocada correctamente. El extremo del tubo debe estar en el estómago del niño, NO en los pulmones o en la garganta. Realice esta prueba antes de cada alimentación.

Instrumentos:

  • Jeringa

  • Tiras de prueba de pH

Instrucciones:

  • Lávese las manos con agua y jabón.

  • Verifique si la sonda está corretamente colocada:

    • Conecte la jeringa al extremo de la sonda y asegúrese de que el otro puerto (abertura) de la sonda esté cerrado.

    • Tire el émbolo de la jeringa para extraer contenido del estómago.

    • Verifique el nivel de pH usando las tiras de prueba. El pH gástrico (o estomacal) debe ser de 1 a 4 si su hijo no está tomando inhibidores de la bomba de protones ni antagonistas de los receptores de H2. Por favor, hable con el médico de su hijo sobre los medicamentos que está tomando.

    • Observe el color del líquido. El pH gástrico (o estomacal) debe ser de 1 a 4 y la apariencia del líquido debe ser clara o amarillo claro.

  • Quite la jeringa de la sonda de alimentación.

  • Asegure bien la sonda con cinta adhesiva a lo largo de la nariz o la mejilla del niño (tal como le enseñaron en el hospital).

  • Lave la jeringa con agua y jabón y déjela secar.

  • Suministre la alimentación siguiendo las instrucciones que le hayan dado.

     

Nota:Si NO está seguro de que la sonda esté en el estómago del niño, NO le suministre alimentación.Vuelva a introducir la sonda, o aváncela, siguiendo las instrucciones que le haya dado el proveedor de atención médica y REPITA los pasos para verificar si la ubicación es la CORRECTA. 

 

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico de inmediato si nota cualquiera de estos síntomas:

  • Atragantamiento

  • Dificultad para respirar durante el suministro de alimentos o medicamentos

  • Diarrea o estreñimiento

  • Vómitos

  • Hinchazón o rigidez en el abdomen (el vientre está duro cuando se hace presión suavemente sobre él)

  • Fiebre superior a 100.4°F (38.0°C)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.