Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene una úlcera gástrica o duodenal

Una úlcera consiste en una lesión producida por la erosión de tejido en la pared interior del estómago o del intestino delgado. La úlcera puede formarse en el estómago (úlcera gástrica) o en la primera parte del intestino delgado (úlcera duodenal). En los niños, la causa de las úlceras suele ser una infección por bacterias (por ejemplo, Helicobacter pylori), ciertos medicamentos (tales como los analgésicos no esteroides o AINE) o un aumento de la cantidad de ácidos del estómago.

¿Cuáles son los síntomas de las úlceras?

Los síntomas más comunes de una úlcera gástrica o duodenal son:

  • Ardor, cólicos o dolor (como de hambre) en la zona del estómago. Esto suele ocurrir 1–3 horas después de comer o durante la noche.

  • Dolor que mejora o empeora al comer.

  • Náuseas o vómitos (puede haber sangre en el vómito).

  • Excrementos negros o de color alquitranado (esto significa que la úlcera está sangrando).

¿Cómo se diagnostican las úlceras?

Las pruebas más comunes para el diagnóstico de las úlceras son:

  • Serie del tracto gastrointestinal superior (radiografías del tracto digestivo para determinar la ubicación de la úlcera).

  • Endoscopia. Es una prueba realizada con un tubo delgado y flexible, llamado endoscopio, que tiene incorporada una pequeña cámara y se introduce (por la boca) en el estómago del niño para que el médico pueda observar la úlcera. Este tubo también puede utilizarse para hacer una biopsia (tomar una muestra pequeña de tejido).

  • Análisis de sangre o de excrementos.

¿Cómo se tratan las úlceras?

Las úlceras en los niños suelen tratarse con medicamentos. Los más comunes son los bloqueadores de H2 y los inhibidores de bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés). Estos medicamentos ayudan a bloquear la producción de ácido en el estómago. Es posible que el niño deba tomar los medicamentos durante 8–12 semanas para lograr que se le alivien los síntomas y se le cure la úlcera. 

Problemas de largo plazo

Un niño que ha tenido una úlcera tiene más probabilidades de volver a tener otra. Es importante que usted y su hijo estén atentos a los síntomas de úlcera. Si el niño tiene síntomas, póngase en contacto con su médico de inmediato. Una úlcera, si se deja sin tratamiento, puede llegar a causar la perforación (agujero) de la pared del estómago o del intestino, lo cual es un problema grave que suele requerir cirugía de emergencia.

 

Cuándo debe llamar al médico

Es importante mantenerse atento a cualquier señal de que la úlcera haya empeorado o se haya perforado, sobre todo los siguientes síntomas:

  • Fiebre 

    • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4°F (38ºC) o más alta

    • En un niño de cualquier edad que presenta una temperatura de 104°F (40ºC)  o más alta repetidas veces

    • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años, o 3 días en un niño de 2 años o mayor

    • Su hijo presenta una convulsión provocada por la fiebre

  • Vómitos con sangre

  • Dolor abdominal intenso

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.