Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Anatomía del sistema digestivo pediátrico

El sistema digestivo procesa la comida separando los nutrientes básicos que pueden ser asimilados por el organismo. A medida que los alimentos se desplazan por el tracto digestivo, se digieren (es decir, se descomponen en partes que pueden ser absorbidas por la sangre). Ciertos órganos (como el hígado, la vesícula biliar y el páncreas) ayudan a hacer la digestión. Las partes de la comida que no pueden digerirse se expulsan del cuerpo en forma de excremento.

Contorno de un bebé con la cabeza girada hacia un lado para mostrar boca, esófago, páncreas (detrás del estómago), estómago, intestino delgado, intestino grueso (colon), apéndice, recto, ano y vesícula.

Sistema digestivo

  • La boca recibe la comida y la rompe en pedazos al masticarla, comenzando así el proceso de la digestión.

  • El esófago conduce la comida desde la boca hasta el estómago.

  • El estómago transforma los alimentos sólidos en una mezcla líquida.

  • El intestino delgado continúa digiriendo la comida y absorbe sus nutrientes. La parte no absorbida pasa al colon como líquido de desecho.

  • El colon (intestino grueso) absorbe el agua, la sal y otros minerales, dejando sólo heces sólidas.

  • El recto almacena las heces hasta que éstas se expulsan del cuerpo durante la defecación. 

  • El ano es la abertura a través de la cual las heces salen del cuerpo.

  • El hígado produce bilis, una sustancia líquida que ayuda a digerir la grasa, descompone los nutrientes y almacena energía.

  • La bilis se almacena en la vesícula biliar.

  • El páncreas produce enzimas para ayudar a hacer la digestión.

  • El apéndice es una estructura pequeña y hueca conectada al intestino grueso. No tiene una función clara, pero puede bloquearse e infectarse.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.