Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Manejo de la enfermedad de Crohn: Medicamentos

Es posible que su médico le recete medicamentos para controlarle los síntomas de la enfermedad de Crohn y mejorar su calidad de vida. Aunque los medicamentos no curan la enfermedad de Crohn, sí le ayudarán a evitar que la afección le impida seguir su ritmo normal de actividades. Como siempre, colabore estrechamente con su médico. Es posible que haya que modificarle los medicamentos o la dosis si usted experimenta ciertos efectos secundarios o le cambian los síntomas.

Antiinflamatorios

Hay unos antiinflamatorios especiales para tratar la mucosa que reviste el intestino. Estos medicamentos pueden reducir la inflamación y las molestias, pero no son de venta libre como la aspirina u otros medicamentos; la única manera de conseguirlos es con receta médica. Los antiinflamatorios recetados con más frecuencia para la enfermedad de Crohn se denominan compuestos 5-ASA. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas durante períodos prolongados. Los compuestos 5-ASA pueden tomarse en pastillas, aunque también se administran en forma de enemas o supositorios (el medicamento se coloca directamente en el recto).

Posibles efectos secundarios de los compuestos 5-ASA

El compuesto 5-ASA que se receta con más frecuencia pertenece a la familia “sulfa”. Su médico le explicará sus efectos secundarios, que pueden ser:

  • Dolor de cabeza

  • Estómago revuelto

  • Vómitos

  • Sarpullido

La fiebre y ciertos trastornos del corazón y del hígado también son efectos secundarios menos comunes pero más graves de estos medicamentos. La aparición de efectos secundarios graves puede ser señal de alergia a los compuestos sulfa. Si usted tiene este tipo de alergia, quizás sea necesario cambiarle el medicamento. El médico le explicará los efectos secundarios y otros detalles de cualquier nuevo medicamento que usted pueda necesitar. Llame a su médico si sus efectos secundarios se vuelven graves.

Corticosteroides

Su médico podría recetarle corticosteroides para reducir la inflamación y ayudar a controlar los síntomas. A diferencia de los compuestos 5-ASA, los corticosteroides suelen tomarse únicamente por breves períodos de tiempo. No deben tomarse estos medicamentos durante las remisiones (largos períodos en que no hay síntomas graves).

Posibles efectos secundarios de los corticosteroides

Si se toman por mucho tiempo, los corticosteroides pueden provocar efectos secundarios graves y aumentar el riesgo de diabetes (problemas con los niveles de azúcar en la sangre). Algunos de sus efectos secundarios son:

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Alteraciones del sueño

  • Aumento de peso

  • Cambios en la forma del cuerpo

  • Hinchazón facial o acné

  • Pérdida de masa ósea o fracturas

  • Problemas de la vista

  • Aparición de vello facial en las mujeres

  • Aparición de estrías en la piel

  • Alta presión arterial (hipertensión)

Otros medicamentos

  • Los inmunosupresores tratan la parte del organismo que se encarga de combatir las enfermedades (el sistema inmunológico). La inflamación podría reducirse con un tratamiento del sistema inmunológico. Aunque los inmunosupresores se pueden tomar por períodos prolongados de tiempo, quizás sea necesario hacerse chequeos médicos más a menudo de lo normal durante el tratamiento.

  • Los antibióticos combaten las bacterias que pueden provocar infecciones en algunos casos de la enfermedad de Crohn. A algunos pacientes pueden salirles llagas en el aparato digestivo; estas llagas se vacían en otras partes del cuerpo, lo cual puede provocar una infección. En algunos casos, los antibióticos también ayudan a reducir la inflamación.

Manejo de los efectos secundarios

Usted y su médico conversarán acerca de los efectos secundarios de los medicamentos. En la mayoría de los casos, los efectos secundarios no son difíciles de controlar; sin embargo, en ciertas ocasiones pueden volverse lo suficientemente graves como para justificar un cambio de medicamento. Llame a su médico si tiene efectos secundarios preocupantes o inesperados.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.