Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Manejo de la enfermedad de Crohn: Estilo de vida

Usted puede llevar una vida plena aunque tenga la enfermedad de Crohn. Concentre sus esfuerzos en mantener el control de sus síntomas, y no deje que esta enfermedad lo aísle. Si planifica de antemano y acude a grupos de apoyo, encontrará maneras de lidiar con su situación. Incluso es posible que usted llegue a ayudar a otras personas que tienen la enfermedad de Crohn.

 

La enfermedad de Crohn es un tipo de afección inflamatoria del intestino (IBD, por sus siglas en inglés).

Haga un plan

Propóngase el siguiente objetivo: “La enfermedad de Crohn no me va a impedir hacer las actividades que disfruto.” Es posible que necesite planificar un poco para alcanzar ese objetivo. Pero si mantiene una actitud positiva, podrá asegurarse de que usted (y no su enfermedad) es el que tiene el control. Siga estos otros consejos:

  • Sepa dónde puede localizar baños limpios.

  • Consuma comidas pequeñas más a menudo en lugar de tener tres comidas grandes, especialmente si está de viaje o no puede llegar rápido a un baño.

  • Si ha tenido un episodio reciente, coma alimentos que le permitan limitar sus síntomas. Mantenga estos alimentos al alcance de la mano, tanto en su casa como en su trabajo.

  • Haga algo de ejercicio todos los días.

  • Inscríbase en una clase de reducción del estrés.

  • Si va a hacer un viaje largo, coméntele sus planes a su médico para que le enseñe lo que debe hacer si tiene un episodio mientras está fuera de su casa.

Encuentre un grupo de apoyoDos hombres y dos mujeres hablando sentados en un sofá.

Los grupos de apoyo para la enfermedad de Crohn pueden ayudarle a resolver muchas de sus posibles preocupaciones. Otras personas ya han pasado por muchas de las cosas que usted está atravesando; el simple hecho de saber que usted no es el único puede ser muy reconfortante. Quizás uno de los integrantes del grupo de apoyo le pueda ofrecer un consejo para viajar o sugerir una técnica de manejo perfecta para usted. Y no olvide lo satisfecho que podría sentirse si usted ayuda a otro paciente con la enfermedad de Crohn que necesita apoyo.

El manejo de la nutrición

Es posible que usted pueda comer casi cualquier alimento hasta experimentar un episodio. Al igual que cualquier persona, usted debe elegir alimentos sanos. Sin embargo, algunos de los alimentos más sanos pueden empeorarle los síntomas. Estar pendiente de sus “alimentos problemáticos” podría resultarle útil. Si tiene preguntas sobre cómo puede adoptar una alimentación sana, consulte a su médico.

Evite sus alimentos problemáticos

No hay ninguna regla que permita prever los alimentos que provocarán problemas; la mejor guía a este respecto es cómo se siente usted después de comerlos. Quizás tenga que abstenerse de comer alimentos ricos en fibra o los que son más difíciles de digerir, como las frutas y verduras frescas. Los alimentos con alto contenido de grasa, tales como los derivados de la leche entera y la carne roja, también pueden empeorar los síntomas durante un episodio. Anote lo que usted come y el efecto que le produce cada alimento. Si un tipo de alimento le causa problemas, absténgase de comerlo. Además, tome nota de los alimentos que le producen buenos resultados. Su médico podría remitirle a una dietista registrada que le indique las mejores opciones de alimentos para su caso. Además, la dietista registrada puede asegurarse de que usted consuma comidas “seguras” mientras se alimenta adecuadamente.

Alimentos que suelen ser “seguros”

No hay dos personas que respondan de la misma manera a todos los alimentos. Sin embargo, las siguientes opciones suelen ser “seguras” de comer durante un episodio:

  • Puré de manzana

  • Tostada Melba

  • Gelatina de sabores

  • Budín de vainilla

  • Crema pastelera

  • Pollo sin piel

  • Arroz blanco

  • Atún enlatado en agua

  • Papas horneadas (no se coma la cáscara)

  • Puré de papas

  • Pasta sin condimentos

  • Avena instantánea

  • Duraznos o peras en lata

 

Si necesita una alimentación especial

En raras ocasiones, el intestino delgado no puede absorber los nutrientes. La nutrición parenteral total (TPN por sus siglas en inglés) es un tratamiento que proporciona alimentación a través de una sonda IV (intravenosa). Esto le permite obtener sustancias nutritivas sin comer, mientras le da a su aparato digestivo tiempo para descansar. Además, la TPN se puede usar como auxiliar de preparación para la cirugía, de ser necesaria. La TPN se puede administrar en el hospital o en el hogar, con ayuda de una enfermera de atención médica domiciliaria.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.