Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Entienda qué son las uñas engrosadas

Hay varias causas por las que las uñas se engrosan o se rompen. Puede deberse a lesiones o a la presión que hagan los zapatos. Las infecciones por hongos suelen ser una causa común. Otras causas posibles son la diabetes, la psoriasis o la enfermedad vascular (de las venas).

Primer plano de un dedo gordo del pie con una uña gruesa.

Síntomas

Además de engrosarse, es posible que la uña se vea irregular, quebradiza o amarillenta. También puede causarle dolor si la aprieta. Después de un tiempo, una uña engrosada puede aflojarse y caerse.

Evaluación

Dado que las uñas engrosadas pueden ser un síntoma de un problema médico, su médico revisará sus antecedentes de salud. Es posible que le hagan una prueba para ver si tiene una infección causada por hongos. El médico le examinará cuidadosamente el grosor y el color de la uña para saber cuál es la causa.

Tratamiento

  • Si es infección: le darán algún medicamento antimicótico (contra los hongos) para que tome o para que se aplique para tratar la infección. Este tipo de medicamentos puede ayudar a evitar que se le hagan llagas debajo de la uña. También impedirán que el hongo se propague a otras uñas.

  • Si no se debe a una infección: una opción puede ser afinar la uña. Eso puede hacerse limándola o puliéndola.

  • Si tiene dolor: si la uña le causa dolor, pueden quitarle toda la uña o parte con cirugía. Nunca trate de quitarse una uña usted mismo.

Prevención

Muchos problemas de las uñas pueden evitarse si usa los zapatos adecuados y se recorta las uñas correctamente. Mantenga sus pies limpios para ayudar a prevenir las infecciones. Si tiene diabetes, hable con su podiatra (profesional que trata afecciones de los pies) o con su médico de atención primaria antes de cualquier cuidado o mantenimiento de los pies.

  • Los zapatos correctos: haga que le midan los pies. Su talla puede cambiar con la edad. Esto se debe a que los ligamentos pueden aflojarse con la edad y permitir que los huesos del pie cambien de posición o se ensanchen. Use zapatos que le den un buen soporte y que tengan espacio suficiente para que sus dedos puedan moverse. Busque zapatos hechos de materiales naturales, como el cuero, para que sus pies puedan respirar.

  • Recórtese las uñas correctamente: para evitar problemas, recórtese las uñas de los pies en línea recta. Luego, lime los bordes con una lima para uñas. Si no puede cortarse usted mismo las uñas, pida a su proveedor de atención médica que lo haga por usted.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.