Después de la cirugía de incontinencia: recuperación en el hospital - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de la cirugía de incontinencia: recuperación en el hospital

Una vez concluida la cirugía, irá a la unidad de cuidados postanestésicos (PACU por sus iniciales en inglés), también conocida como sala de recuperación, donde permanecerá algunas horas hasta que se despierte completamente. A continuación irá a una habitación normal para pacientes. Su estadía en el hospital puede durar de 1–3  días.

En la unidad de cuidados postanestésicos

Al despertarse, es posible que se sienta aturdida y que tenga temblores o frío. La cirugía puede producir dificultades para orinar, que pueden durar algunos días o incluso semanas. Es posible que le coloquen un tubo pequeño (catéter) en la vejiga para facilitar la evacuación de la orina. Podrán introducirle un tipo especial de catéter, llamado catéter Foley, a través de la uretra hasta la vejiga. O bien es posible que le coloquen un catéter suprapúbico en la vejiga a través de una pequeña incisión en el bajo abdomen. Es normal que la orina tenga un poco de sangre después de la cirugía. Tal vez le coloquen también otros tubos para ayudar a drenar la sangre y los líquidos de la incisión. Le administrarán líquidos, nutrición y medicamentos a través de sondas intravenosas. Si le hicieron una incisión vaginal, es posible que le coloquen gasas en la vagina durante 24 horas.Mujer joven posando su mano en la frente de una mujer mayor en la cama de un hospital.

En su habitación del hospital

Una vez que la hayan trasladado a una habitación normal podrá recibir la visita de sus amigos y familiares. Las sondas intravenosas y el catéter permanecerán colocados durante algún tiempo, y los proveedores de atención médica comprobarán periódicamente cómo se encuentra. Debido a que el intestino tardará un día o dos en recuperarse, es posible que tenga dolor a consecuencia de los gases intestinales. Para facilitar la recuperación del intestino, es posible que no le den comida hasta que hayan transcurrido 24 horas.

El control del dolor

Tal vez le den medicamentos para aliviar el dolor de la cirugía. O quizá reciba una bomba de analgesia controlada por el paciente (PCA por sus iniciales en inglés) conectada a la sonda intravenosa. Esta bomba le permite administrarse usted misma los medicamentos. Es normal que sienta un poco de dolor al principio, pero si el dolor es demasiado molesto, informe a una enfermera inmediatamente. No espere hasta que el dolor se agrave antes de mencionarlo.

Levantarse y caminar

El día siguiente a la operación, es posible que le ayuden a levantarse y caminar. Al principio no conseguirá ir muy lejos, pero recuerde que caminar facilita la circulación de la sangre y ayuda a prevenir los coágulos. Una vez que salga de la cama, es posible que le ayuden a ir al cuarto de baño para que intente orinar. Tal vez note todavía un poco de sangre en la orina. Esto desaparecerá a los pocos días. Una vez que logre mantenerse de pie sin ayuda, quizá pueda ducharse.

Su catéter

Si tiene un catéter, es posible que se lo quiten antes de que abandone el hospital, aunque en ciertos casos puede ser necesario dejarlo en la vejiga durante algunos días. Si regresa a casa con el catéter puesto, le explicarán cómo cuidarlo.

El regreso a casa

Su proveedor de atención médica le dirá cuándo puede dejar el hospital. Pida a un familiar o amigo adulto que la conduzca de vuelta a su casa. Una vez en casa, cuídese siguiendo las instrucciones que le hayan dado y asegúrese de ir a todas las visitas de control programadas con su médico.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.