Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Proteja a su recién nacido del humo del cigarrillo

Ahora que se ha llevado a casa a su recién nacido, es necesario que tome medidas para mantenerlo alejado del humo del cigarrillo. Es probable que usted haya dejado de fumar cuando supo que iba a tener un bebé. Pero si no lo hizo, aún no es demasiado tarde. Además, si alguna otra persona en la casa fuma, éste es el momento para dejar de hacerlo. Si usted o alguna otra persona en la casa sigue fumando, por lo menos deberá hacer algunos cambios para proteger al bebé. Esta recomendación se es para cualquiera que pase algún tiempo cerca del bebé, incluso los abuelos, los amigos y las niñeras.

¿Qué podría ocurrir?

Los resultados de las investigaciones muestran que fumar cerca de los recién nacidos puede causar problemas de salud graves, por ejemplo:

  • Asma u otros problemas respiratorios permanentes

  • Empeoramiento de los resfriados u otros problemas respiratorios

  • Crecimiento y desarrollo deficientes, tanto mental como físicamente

  • Mayor riesgo de que se produzca el síndrome de muerte súbita del niño

Mujer con un bebé en brazos en la sala de estar. Un hombre le hace señas a un hombre mayor que tiene cigarrillos para que fume afuera.

Proteja a su bebé del humo

Si alguien en la casa fuma y todavía no está listo para dejar el cigarrillo, usted de todos modos puede proteger a su bebé. No permita que nadie fume dentro de la casa. Cualquier fumador (incluso usted mismo, si fuma) deberá hacerlo solamente afuera, lejos de las ventanas y las puertas. Use una chaqueta o sudadera mientras fuma y quítesela antes de cargar al bebé. Los fumadores se deben lavar las manos antes de cargar a su bebé. Nunca deje que nadie fume cerca del bebé. Tampoco lleve al bebé a lugares donde haya gente fumando. Si recibe visitas que fuman, explíqueles sus reglas en cuanto a fumar antes de que vayan a su casa, de manera que estén preparados.  

Dejar de fumar es lo MEJOR para su bebé

Si usted fuma, dejar el cigarrillo es lo mejor que puede hacer por su bebé. Dejar de fumar es difícil, pero sin duda usted puede lograrlo. A continuación le damos algunas recomendaciones:

  • Pegue una foto de su recién nacido en la cajetilla de cigarrillos. Mírela cada vez que tenga deseos de fumar. Le recordará que su hijo es la mejor razón para dejar de fumar.

  • Únase a un grupo de apoyo o curso para dejar el hábito de fumar. Así recibirá el apoyo y aprenderá las habilidades que necesita para dejar el cigarrillo. Incluso puede reunirse con otros padres que se encuentren en la misma situación. Si necesita ayuda para encontrar un grupo o curso, su proveedor de atención médica puede recomendarle alguno en la zona donde vive. Consulte el programa de salud de su empleador para averiguar si cubrirá el costo de las clases.

  • Pídale a otros fumadores de su familia que dejen el cigarrillo junto con usted. Ésta es una forma de apoyarse mutuamente.

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre su deseo de dejar de fumar. Tanto la consejería como los medicamentos pueden ayudarle a lograr dejar de fumar.

  • Si no lo logra la primera vez, inténtelo de nuevo. Muchas personas tienen que intentarlo más de una vez antes de dejar de fumar definitivamente. Recuerde que lo está haciendo por su bebé. Es mejor tratar de dejar de fumar por su bebé que ni siquiera haber hecho el intento.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.