Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pañales sucios y pañalitis

Cuando se tiene un recién nacido, los pañales sucios forman parte de la vida diaria. Pero, cambiar pañales es más que una tarea. Es también una manera de asegurar la salud de su bebé. Esta hoja le ayudará a conocer lo que es y lo que no es normal.

Pañales mojados

Su bebé debería mojar por lo menos ocho pañales al día. Más de 8 está bien. Sin embargo, menos de ocho pañales mojados podría indicar que su bebé no está ingiriendo suficiente líquido (está deshidratado) o no está comiendo lo suficiente. Si esto sucede, llame al pediatra.

Evacuación

Algunos bebés evacuan cada vez que comen, mientras que otros lo hacen cada dos días. Si su bebé no ha evacuado durante 1– 2  días y parece incómodo, llame al pediatra. Es posible que esté estreñido. Sin embargo, si el bebé parece sentirse bien y está comiendo bien, no se preocupe. En este caso no necesita llamar al médico.

Heces normales

Las heces pueden parecer diferentes de un bebé a otro según lo que coman:

  • La leche materna da lugar a heces de color amarillo claro que parecen requesón aguado.

  • La fórmula produce heces de color marrón oscuro, más sólidas y pastosas.

Indicios de problemas

Llame al pediatra si observa lo siguiente:

  • Diarrea delgada y aguada, y más frecuente de lo normal.

  • Estreñimiento cuando las heces son duras y en forma de piedritas.

Primer plano de un bebé con pañal que está parcialmente abierto para mostrar dermatitis del pañal en el interior del muslo.

Pañalitis

La mayoría de los bebés presentan pañalitis en algún momento. El calor y humedad dentro del pañal causan irritación en la ingle y las nalgas. La pañalitis se observa con mayor frecuencia cuando se usan pañales desechables. Sin embargo, puede ocurrir con pañales de tela también. Para prevenir la pañalitis:

  • Cámbiele el pañal a su bebé con frecuencia.

  • Limpie y seque cuidadosamente la zona del pañal antes de ponerle un pañal nuevo a su bebé. También puede dejar al bebé sin pañal durante un rato hasta que se seque con el aire.

  • Utilice sólo jabones suaves sin olor.

  • Proteja la piel alrededor de la zona del pañal con un ungüento que contenga óxido de zinc. Esto forma una barrera que ayuda a prevenir la pañalitis al mantener la humedad lejos de contacto con la piel. Al cambiarle el pañal a su bebé, quite con cuidado sólo la capa superior del ungüento. Luego coloque un poco más. (No le quite todo el ungüento. Esto es dañino para la piel y puede empeorar pañalitis.)

  • Si la pañalitis de su bebé no mejora, ni siquiera con óxido de zinc, llame al pediatra.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.