Instrucciones de alta: Mantenga cálido a su recién nacido - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Mantenga cálido a su recién nacido

Su bebé no puede decirle si tiene demasiado calor o frío; de modo que debe mantener su casa a una temperatura lo suficientemente cálida y asegurarse de que su bebé esté vestido adecuadamente. Mantenga la temperatura de su casa entre aproximadamente 70 y 72 grados y vista a su bebé de la misma manera que usted se vestiría para esa temperatura. Mientras el bebé duerme, póngale un mameluco o pelele (sleeper) y arrópelo con una cobija de cremallera. Mantener la temperatura del bebé a un nivel normal lo ayudará a sentirse cómodo y sano.

Cómo saber si su bebé se siente incómodo

A menudo se dará cuenta de que su bebé se siente incómodo con tan sólo mirar y tocar su piel.

  • Si las manos del bebé se sienten frías y se ven azules o con manchas significa que el bebé tiene demasiado frío. Arrópelo con una cobija o póngale un gorro, suéter, mono (jumper), o calcetines.

  • Si la piel del bebé está roja significa que tiene demasiado calor. La inquietud es otro signo. Quítele alguna pieza de ropa o cobija.

 

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Cómo envolver a su bebé

Envolver bien a su bebé en una cobija lo ayudará a sentirse cálido y seguro. Este es uno de los métodos:

  • Doble una cobija cuadrada diagonalmente para formar un triángulo. Gire el triángulo de manera que la base recta quede hacia arriba y la punta hacia abajo.

  • Acueste al bebé sobre la cobija con la cabeza por encima de la base recta del triángulo y los pies sobre la punta.

  • Tome un lado del triángulo, páselo por encima del torso del bebé y métalo debajo del cuerpo del bebé (Figura 1). Los bebés se sienten más cómodos cuando tienen los brazos doblados sobre el pecho. Usted puede colocar la cobija por encima de los brazos del bebé para mantenerlos contenidos o puede dejar un brazo libre de manera que el bebé pueda chuparse los dedos. (Trate de no envolver al bebé con los brazos extendidos a ambos lados de su cuerpo.)

  • Tome la parte de abajo de la cobija y pásela de manera que le quede cómoda por sobre los pies del bebé hasta que le llegue al cuello (Figura 2).

  • Envuelva el otro lado del triángulo por encima del pecho del bebé (Figura 3).

  • Una vez que su bebé está arropado, colóquelo boca arriba para dormir, incluso a la hora de la siesta. Revise con frecuencia lo siguiente:

    • Que la cobija esté bien asegurada. Una cobija floja puede cubrir la cara del bebé y asfixiarlo.

    • Que el bebé no tenga demasiado calor. Si ve que su bebé tiene calor, quítele la cobija y use una manta más liviana o una sábana, y envuélvalo de nuevo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.