Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar implica el endurecimiento y la formación de tejido cicatricial en los pulmones, lo cual puede afectar la función pulmonar. Es posible que le resulte más difícil respirar profundamente. También puede desarrollar una tos seca o molestias leves en el pecho.

La importante función de los pulmones

La función principal de los pulmones es introducir oxígeno en la sangre. Cuando usted respira, inhala aire rico en oxígeno. Cuando expulsa el aire, espira dióxido de carbono, un gas desechable que el cuerpo no necesita. El intercambio de oxígeno y dióxido de carbono se efectúa en unas bolsas diminutas de los pulmones llamadas alveolos. El oxígeno del aire contenido en los alveolos se transfiere a los vasos sanguíneos que los rodean. A continuación, los vasos sanguíneos transportan la sangre oxigenada al resto del cuerpo. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono se transfiere de los vasos sanguíneos al aire de los alveolos y luego se expulsa del cuerpo al espirar el aire.

Cuando los pulmones se dañan

La fibrosis pulmonar consiste en la formación de tejido cicatricial en los pulmones entre los alveolos y los vasos sanguíneos. Cuando la cicatrización y el endurecimiento de este tejido alcanza un nivel significativo, el oxígeno no puede pasar fácilmente desde el aire contenido en el interior de los alveolos a los vasos sanguíneos. En consecuencia, la sangre no aporta suficiente oxígeno al cuerpo.

Causas de la fibrosis pulmonar

En muchos casos, la fibrosis pulmonar es idiopática (no tiene causa conocida). Entre las causas conocidas de la fibrosis pulmonar se encuentran las siguientes:

  • Exposición al polvo de amianto o de sílice, gases, emanaciones o productos tóxicos en casa o en el trabajo

  • Ciertos productos químicos y fármacos (quimioterapia u otros medicamentos)

  • Radioterapia

  • Infecciones pulmonares

  • Enfermedades del tejido conectivo (como esclerodermia, lupus sistémico o artritis reumatoide)

  • Sarcoidosis, una enfermedad inmunológica que causa inflamación en ciertos órganos, a menudo en los pulmones.

Tratamiento de la fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar es incurable. Sin embargo, es una enfermedad que suele progresar muy lentamente, y el tratamiento puede ayudar a controlarla y hacer que se sienta mejor. Su equipo de atención médica le explicará las distintas opciones de tratamiento disponibles. Algunas de estas son:

  • Medicamentos que ayudan a reducir la inflamación en los pulmones, a inhibir el sistema inmunológico y a reducir la cicatrización.

  • La utilización de oxígeno suplementario ayuda a mejorar la oxigenación de la sangre. Algunas personas utilizan oxígeno de forma permanente, mientras que otras lo hacen sólo cuando duermen.

  • Técnicas de respiración que pueden ayudarle a lidiar con la falta de aliento o dificultad para respirar.

  • Rehabilitación pulmonar: un programa de ejercicios y educación que puede ayudarle a fortalecerse y darle más independencia.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.