Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo ayudar a sus hijo(s) a mantener un peso saludable

Al igual que todos los padres, usted desea que sus hijos crezcan sanos y felices. Pero para muchos niños, el exceso de peso es un problema serio que puede producir trastornos de salud, como por ejemplo diabetes, y afectar negativamente la autoestima del niño. Sin embargo, por el lado positivo, hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudar. Aunque por ahora su hijo no esté teniendo problemas de peso, éste es un buen momento para enseñarle costumbres saludables que le serán útiles para toda la vida.

¿Qué es lo que provoca un aumento de peso malsano?Familia escogiendo frutas en el supermercado.

Estas son las razones más frecuentes por las que los niños ganan demasiado peso:

  • Falta de actividad física.  La televisión, los videojuegos y navegar por Internet pueden impedir que los niños hagan el ejercicio suficiente para mantenerse sanos.

  • Consumir alimentos poco saludables como “comida chatarra”, refrescos azucarados y “chips” puede producir un aumento de peso perjudicial para la salud. 

  • Porciones demasiado grandes. Las porciones para adultos, aunque sean de alimentos sanos, proporcionan más calorías de las necesarias para un niño.

Las dietas no son la respuesta adecuada

Los niños necesitan comer alimentos sanos para crecer y fortalecerse. NO es aconsejable imponerles dietas de restricción de calorías, sino más bien animarlos a que jueguen todos los días y que coman alimentos sanos, en vez de comida chatarra, chips, etc. Esto ayudará al niño a lograr un peso sano de forma natural. Recuerde que estar en buena forma no significa necesariamente estar delgado. Los cuerpos sanos pueden tener diversas formas y tamaños. Si está preocupado por el peso de su hijo, consulte con su pediatra.

Dé buen ejemplo

El modelo de conducta más importante para su hijo es USTED. Por ello, no es razonable esperar que su hijo cambie sus costumbres si usted no le da buen ejemplo. Esto significa que tal vez deba hacer cambios en su propia rutina, como por ejemplo ver menos televisión. Pero el resultado valdrá la pena. Dar buen ejemplo no sólo ayudará a su hijo, sino que puede ayudar a toda la familia a sentirse mejor. Asegúrese de involucrar también a sus abuelos y otros adultos en la vida de su hijo. Y nunca se burle de un niño ni le haga bromas acerca de su peso.

 Los cambios pequeños se van acumulando

Si ha tenido problemas de peso, usted sabe bien que no es fácil cambiar de costumbres. Es aconsejable que no intente cambios demasiado radicales o ambiciosos de una sola vez. Empiece con cosas pequeñas, como comprar fruta para bocaditos entre comidas y llevar al niño a dar paseos. Con el tiempo, los cambios pequeños pueden irse acumulando hasta significar grandes mejoras. Los niños también se adaptan mejor a los cambios si tienen una participación activa en los mismos. Anímelos.

Las buenas costumbres duran toda la vida

Ayudar al niño a desarrollar hábitos sanos puede mejorar su salud durante toda su vida. Por lo tanto, dé buen ejemplo con sus palabras y sus actos. Un juego tan simple como lanzar y atrapar una pelota puede mostrarle al niño que la actividad y el ejercicio pueden ser algo divertido. Un viaje al supermercado puede ser al mismo tiempo una lección sobre como comprar frutas y verduras. Enseñar a los niños a tomar decisiones acertadas acerca de su alimentación y su nivel de actividad es como enseñarles a lavarse los dientes. Las buenas costumbres adquiridas en la infancia duran toda la vida.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.