Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pruebas para la detección de cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal (cáncer en el colon o el recto) es la principal causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Cuando este cáncer se detecta y se extirpa tempranamente, las probabilidades de lograr una recuperación completa son muy altas. Dado que el cáncer colorrectal no suele causar síntomas en sus primeras etapas, es importante que se haga las pruebas para detectarlo. Es todavía más crucial si usted tiene factores de riesgo que le predisponen a tener esta enfermedad. Aprenda más sobre el cáncer colorrectal y sus factores de riesgo, y hable con su médico sobre las pruebas de detección. Esto podría salvarle la vida.

Factores de riesgo del cáncer colorrectal

Su riesgo de tener cáncer colorrectal aumenta si usted:

  • Tiene más de 50 años de edad

  • Tiene antecedentes familiares o personales de cáncer colorrectal o pólipos colorrectales

  • Tiene antecedentes personales de diabetes tipo 2, enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa

  • Tiene un síndrome genético heredado como el síndrome de Lynch (también conocido como cáncer colorrectal hereditario sin poliposis, CCHSP) o poliposis adenomatosa familiar

  • Tiene mucho exceso de peso

  • Fuma

  • Bebe gran cantidad de alcohol

  • Come mucha carne roja o procesada

El colon y el recto

Los desechos de la comida que usted come llegan al colon después de pasar por el intestino delgado. En su recorrido por el colon, los desperdicios (las heces) van perdiendo agua y haciéndose más sólidos. Los músculos del intestino los van empujando hacia el sigmoide, que es la última sección del colon. Desde ahí, las heces pasan al recto, donde permanecen hasta que el cuerpo está listo para expulsarlas mediante un movimiento del intestino.

¿Cómo se desarrolla el cáncer?

Los pólipos son masas de tejido que se forman en el revestimiento interior del colon o del recto. En su mayoría, los pólipos son benignos, es decir, no cancerosos. Sin embargo, con el tiempo, los pólipos pueden volverse malignos (cancerosos). Esto sucede cuando las células de los pólipos comienzan a crecer de manera anormal. Con el tiempo, las células malignas van invadiendo el colon y el recto cada vez más. También es posible que el cáncer se extienda hacia los órganos cercanos o hacia los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo. Si se encuentran y se quitan los pólipos, es posible evitar, incluso, que el cáncer llegue a formarse.

Sus pruebas de detección

Las pruebas de detección tienen la finalidad de determinar si existe un problema de salud antes de que aparezcan los síntomas. Durante sus pruebas de detección del cáncer colorrectal, su médico le hará preguntas sobre sus antecedentes clínicos y un examen, y ordenará una o varias pruebas.

Antecedentes y examen

  • Historia clínica. Su médico le preguntará sobre su historia clínica. Dígale si usted o alguien de su familia han tenido cáncer de colon o pólipos. También mencione cualquier problema de salud que haya tenido.

  • Tacto rectal: Durante un examen de tacto rectal, el médico le insertará un dedo enguantado y lubricado en el recto. El procedimiento no duele y lleva menos de un minuto. Los médicos concuerdan en que esta evaluación, por sí sola, no es suficiente para detectar si hay cáncer colorrectal.

Opciones de pruebas de detección

Prueba de sangre oculta en las heces o prueba inmunoquímica fecal

Estas pruebas permiten determinar si hay sangre fecal que no se ve a simple vista. La presencia de sangre oculta puede ser señal de pólipos o cáncer de colon. Se analiza una pequeña muestra de heces en un laboratorio, para ver si contiene sangre. La mayoría de las veces, el paciente junta la muestra en su casa usando un equipo provisto por el médico. Siga atentamente las instrucciones que indican cómo usarlo. Probablemente deba evitar ciertos alimentos y medicamentos antes de la prueba, según le indiquen.

Enema de bario con medio de contraste

Esta prueba utiliza rayos X para obtener imágenes de la totalidad del colon y el recto. Se requiere una preparación del intestino el día anterior a la prueba para limpiar el colon y el recto. Para preparar los intestinos, deberá seguir una dieta líquida con enemas o laxantes fuertes. Estará despierto durante la prueba, pero es posible que le den medicamentos que le ayudarán a relajarse. Al comienzo de la prueba, un radiólogo (médico que se especializa en pruebas de diagnóstico por imágenes) le inserta un tubo delgado en el recto. Ese tubo se usa para llenar el colon con un líquido de contraste (bario) y aire, lo que puede ser incómodo para algunas personas. El líquido ayuda a que el colon se vea claramente en las radiografías. Dado que, en esta prueba, se toman radiografías (rayos X), usted quedará expuesto a una pequeña cantidad de radiación.

Colonoscopia virtual

Este examen también se conoce como colonografía por tomografía computarizada. Para este examen, se usa una serie de radiografías para crear una imagen tridimensional del colon y del recto. Se requiere una preparación del intestino el día anterior a la prueba para limpiar su colon. Su proveedor de atención médica le indicará cómo hacerlo. Durante el procedimiento, usted deberá acostarse en una camilla que forma parte de una máquina de radiografías especial, llamada máquina de TC (tomografía computarizada). Se le colocará un tubo pequeño en el recto para llenarlo de aire junto con el colon. Esto puede ser incómodo para algunas personas. Luego la camilla entrará en la máquina y se tomarán las radiografías de su colon y recto. Una computadora combinará estas radiografías para crear una imagen tridimensional. Dado que, en esta prueba, se toman radiografías (rayos X), usted quedará expuesto a una pequeña cantidad de radiación.

Exámenes de exploración

  • Colonoscopia. Este es el mejor examen de que disponen los médicos para encontrar y quitar pólipos colorrectales. El día antes del examen, deberá preparar sus intestinos con una dieta líquida más un enema o una solución laxante fuerte. Esto se hace para limpiar su colon. Le darán instrucciones sobre cómo hacerlo. Justo antes del examen, le darán un medicamento para adormecerle. Luego, se utilizará un tubo largo y flexible con luz, llamado colonoscopio, que le introducirán suavemente en el recto hasta recorrer todo el colon. Las imágenes de su colon se verán en una pantalla de video. Si se encuentra algún pólipo, se quita y se envía a un laboratorio para que lo analicen. Si no es posible extirparlo, se toma una muestra del tejido y el pólipo podría extirparse más adelante con una cirugía.

  • Sigmoidoscopia. Esta prueba es similar a la colonoscopia, pero se concentra sólo en el colon sigmoide y el recto. Al igual que con la colonoscopia, debe preparar sus intestinos el día anterior al examen. Podría no ser necesario que la preparación sea tan completa como la de la colonoscopia. Usted permanecerá despierto durante el procedimiento, pero es posible que le den medicamentos para ayudarle a relajarse. Durante la prueba, el médico guía un tubo delgado, flexible y con luz (llamado sigmoidoscopio) por el recto y la parte inferior del colon. Las imágenes se muestran en un monitor. Los pólipos se extirpan, si es posible, y se envían a un laboratorio para examinarlos.

La colonoscopia es la única prueba de detección que le permite a su médico ver todo el colon y el recto. Esta prueba también permite que su médico extraiga todos los trozos de tejido que necesiten analizarse en un laboratorio. Si se encuentra algo sospechoso mediante cualquiera de las otras pruebas, probablemente deberá hacerse una colonoscopia.

Cuándo debe llamar al médico después de una prueba

Llame a su médico si tiene alguno de estos síntomas después de una prueba de detección:

  • Sangrado

  • Fiebre por encima de los 101°F (38.8°C)

  • Dolor abdominal

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.