Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo acostar a dormir a su bebé

Su bebé recién nacido está creciendo con rapidez, lo que consume una gran cantidad de energía. Como consecuencia de ello, es posible que el bebé duerma un total de 18 horas al día. Es probable que su recién nacido no duerma por largos períodos, aunque no existe ninguna regla que determine cuándo duerme un bebé o por cuánto tiempo. Siga los consejos de esta hoja para ayudar a su bebé a conciliar el sueño sin peligro.

Papá sosteniendo a un bebé somnoliento.

Sitios donde duerme el bebé

El sitio donde duerma su bebé dependerá de lo que le convenga a usted y al resto de su familia. Tenga en cuenta las siguientes ideas para tomar su decisión:

  • Dado su pequeño tamaño, los recién nacidos podrían sentirse más seguros en un moisés que en una cuna.

  • Quizás prefiera que su bebé duerma en la misma habitación que usted las primeras semanas después del parto.

  • Si el bebé duerme en otra habitación, quizás le resulte útil instalar un monitor para escuchar si está despierto.

Ayude a su bebé a dormir con más seguridad

Proteja a su bebé siguiendo estos consejos de seguridad para el uso de cunas:

  • Ponga al bebé boca arriba para dormir en las siestas y por la noche. En estudios se ha demostrado que esta es la mejor manera de reducir el riesgo de SIDS (sigla en inglés que significa síndrome de muerte súbita del lactante).

  • No ponga a un lactante a dormir boca abajo.

  • No acueste nunca a un recién nacido a dormir sobre una almohada, cojín, colchón de agua o piel de cordero, ya que estos materiales aumentan el riesgo de que el bebé se asfixie.

  • Asegúrese de que en la cuna del bebé no haya juguetes blandos o piezas de ropa de cama sueltas. No use cobijas, almohadas, mantas, o bumpers acolchados para cuna. Estos pueden aumentar el riesgo de asfixia en el recién nacido.

  • Mantenga cálido al bebé poniéndole un mameluco o pelele (sleeper) o arropándolo en una manta de cremallera.

  • Arregle las barras sueltas de la cuna o instale las que faltan.

  • Para impedir que la cabeza del bebé quede atrapada entre las barras de la cuna, asegúrese de que el espacio entre ellas no supere las 2-3/8 pulgadas (6 cm).

  • Asegúrese de que la cuna no tenga postes elevados en las esquinas, bordes afilados ni áreas recortadas en la cabecera.

Consejos para ayudar a que el bebé se duerma

Aunque lamentablemente no se puede programar cuándo dormirá el bebé o por cuánto tiempo, sí es posible ayudarle a conciliar el sueño. Pruebe estos consejos:

  • Asegúrese de que el bebé esté alimentado, haya eructado y pasado un rato de tranquilidad en sus brazos antes de acostarlo a dormir.

  • Arrope bien a su bebé. A muchos bebés les gusta estar bien envueltos en una manta o sábana. Después de envolverlo, revise con frecuencia que la manta o la sábana estén ajustadas y que su bebé no tenga demasiado calor. No envuelva al bebé si ya tiene edad para rodar sobre sí mismo (tiene unos 3 o 4 meses).

  • Meza al bebé en los brazos o empújelo suavemente en su coche. Lleve al bebé a dar un paseo en carro; a la mayoría de los bebés les gustan los movimientos rítmicos.

  • Masajee el abdomen y los pies del bebé.

  • Cántele suavemente o ponga grabaciones de canciones de cuna.

  • Filtre el ruido con un humidificador de agua fresca o ventilador encendido en la habitación. Si usa un ventilador, resguarde al bebé de la corriente de aire.

  • De noche, alimente y cambie al bebé silenciosamente cuando se despierte. Mantenga las luces atenuadas y limite las distracciones para que el bebé se vuelva a dormir más pronto.

  • Durante el día, hable y juegue con su bebé. Intente hacer que su bebé duerma siestas regulares a lo largo del día. Cuando un bebé está muy cansado, puede que le resulte más difícil dormirse y dormir de manera continuada sin despertarse durante la noche.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.