Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de las hemorroides: Cirugía

Su médico podría recomendarle una cirugía para extirpar hemorroides que provocan síntomas graves. Le explicarán el procedimiento, y le indicarán cómo prepararse para la operación y lo que puede esperar mientras se recupera.

Preparativos para la operación

La operación se realizará en un hospital o centro quirúrgico. Asegúrese de seguir todas las recomendaciones de su médico mientras se prepara para la operación.

  • Mencione a su médico todos los medicamentos que usted toma, incluyendo aspirina o ibuprofeno, hierbas medicinales y suplementos. En algunos casos, tal vez tenga que dejar de tomarlos por una o dos semanas antes de la operación.

  • Deje de fumar.

  • Consiga a un familiar o amigo adulto que lo conduzca a su casa después de la operación.

  • Deje de comer y beber antes de la medianoche anterior a la operación.

 

Riesgos y complicaciones

Algunos de los riesgos y complicaciones posibles de los tratamientos descritos en estas páginas son:

  • Infección

  • Sangrado

  • Dificultad para orinar

  • Estrechamiento del conducto anal (muy poco probable)

Cuándo debe llamar al médico

Después de la operación, llame a su médico si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor cada vez mayor

  • Sangrado persistente

  • Fiebre o escalofríos

  • Imposibilidad para evacuar

  • Dificultad para orinar

 

 

El día de la operación

Llegue al hospital o centro quirúrgico puntualmente. Le pedirán que firme algunos formularios y que se cambie de ropa para ponerse una bata de paciente. A continuación le pondrán una sonda intravenosa (IV), que le administra líquidos y medicamentos. También podrían darle un laxante o enema para evacuar y limpiar el recto. Justo antes de la operación, un anestesiólogo le explicará el tipo de medicamento que se usará para que usted no sienta dolor durante la cirugía.

  • La anestesia local le duerme solo la zona de la operación.

  • La sedación monitorizada lo relaja y le hace sentir sueño.

  • La anestesia regional le duerme ciertas partes del cuerpo.

  • La anestesia general lo hace dormir durante el procedimiento.

Durante la operación

El médico le insertará un anoscopio para mirar el interior del conducto anal y, mediante unos instrumentos quirúrgicos, sacará las hemorroides hinchadas. En algunos casos, la incisión se cierra con suturas; en otras ocasiones puede realizarse un procedimiento que cierra la incisión con grapas.

Hemorroidectomía con suturas

Las hemorroides se extirpan mediante instrumentos quirúrgicos como el bisturí o un dispositivo de cauterización (cierre del tejido). Luego la incisión se cierra con puntos o, en algunos casos, se deja parcialmente abierta para facilitar el drenaje de líquido y acelerar la cicatrización.

 

Hemorroidopexia con grapas

En este procedimiento se usa un dispositivo especial para quitar un anillo de tejido del conducto anal. La extirpación del tejido corta la circulación a las hemorroides, que en consecuencia se contraen. Posteriormente el anillo de tejido se fija en su posición con grapas.

Después de la operación

Lo trasladarán a una sala de recuperación para que descanse un rato. Probablemente podrá regresar a su casa el día de su operación, aunque a veces se hace necesario pasar la noche en el hospital. Por un corto tiempo después de la operación quizás tenga náuseas, sangrado leve, secreción y, probablemente, también algo de dolor. El médico le recetará analgésicos (calmantes del dolor) para ayudarle a sentirse mejor, y quizás también unos medicamentos para facilitar la evacuación intestinal.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.