Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de las hemorroides: Extirpación

Si sus síntomas persisten, su médico podría recomendarle la extirpación de la hemorroide. Este procedimiento puede efectuarse en el consultorio de un médico o en un centro quirúrgico y, en la mayoría de los casos, no requiere preparativos adicionales. Tenga presente que su tratamiento puede variar en función de sus síntomas y la ubicación de la hemorroide.

Hemorroides internas

Le pedirán que se acueste o arrodille sobre una mesa. A continuación el médico le insertará un anoscopio para mirar el interior del conducto anal. El médico tratará la hemorroide con uno de los métodos indicados a continuación. Ya que las hemorroides internas no tienen nervios que sienten dolor, usted no experimentará muchas molestias. En muchos casos es posible reanudar la rutina cotidiana el día del procedimiento. Si usted tiene muchas hemorroides, quizás necesite varios tratamientos.

Ligaduras

En el método de ligadura, la base de la hemorroide se rodea con bandas elásticas apretadas que cortan la circulación de sangre hacia la vena; esto hace que la hemorroide se desprenda en alrededor de una semana. La zona cicatriza pocos días después.

 

Fotocoagulación con luz infrarroja

En este procedimiento se emplea una pequeña sonda que expone la hemorroide a ráfagas cortas de luz infrarroja. Este tratamiento corta la circulación al vaso sanguíneo y hace que se contraiga. La zona puede sangrar levemente por unos días; generalmente se cicatriza en una o dos semanas.

 

Escleroterapia

En la escleroterapia se inyecta una sustancia química en el tejido que rodea la hemorroide. Esta sustancia provoca la contracción del vaso hinchado en un plazo de varios días. Generalmente, la zona deja de sangrar al cabo de 24 horas.

Hemorroides externas trombosadas

Las hemorroides externas suelen ser muy dolorosas. El dolor se debe al estiramiento que produce la hemorroide hinchada en la piel que la rodea. Para aliviarle el dolor, el médico podría extirpar el coágulo de sangre con un procedimiento que lleva sólo unos minutos. Es posible que tenga que descansar por unos días antes de volver al trabajo.

  • Adormecimiento de la hemorroide: Le pedirán que se acueste o arrodille sobre una mesa. Luego le inyectarán un anestésico local en la hemorroide, que quizás le produzca unas molestias pasajeras. En poco tiempo su médico podrá extirpar la hemorroide sin causarle ningún dolor.

  • Extirpación de la hemorroide: Le harán una pequeña incisión para extirpar el coágulo de sangre y, posiblemente, también la hemorroide. Luego le cerrarán la piel con suturas, o bien le dejarán abierta la incisión para que se cure por su cuenta. Es probable que la zona alrededor de la incisión esté adolorida por unos días, pero el dolor debería calmarse poco tiempo después del procedimiento.

 

Riesgos y complicaciones

Algunos riesgos y complicaciones de la extirpación de hemorroides son:

  • Infección

  • Sangrado

  • Dificultad para orinar

  • Estrechamiento del conducto anal (muy poco probable)

Cuándo debe llamar al médico

Después del procedimiento, llame a su médico si tiene:

  • Dolor cada vez mayor

  • Fiebre o escalofríos

  • Sangrado persistente

  • Dificultad para orinar

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.