Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los adolescentes: en qué consiste el herpes

El herpes es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que causa erupciones dolorosas de ampollas y lesiones. Se trasmite por contacto con la zona infectada (generalmente una lesión en los genitales, el recto o la boca). El herpes también puede trasmitirse aun cuando las lesiones no sean visibles. No hay ninguna cura para el herpes. Pero el tratamiento puede reducir la frecuencia y gravedad de las erupciones.

Qué debes vigilar

La erupción de herpes puede aparecer a los pocos días o semanas después de la relación sexual. Algunas personas sólo tienen una erupción en toda su vida, mientras que otras tienen varias erupciones al año.

  • La erupción comienza con ampollas en el pene, en o alrededor de la vagina, la boca o el recto.

  • Al cabo de algunos días, las ampollas se rompen y dejan heridas dolorosas que pueden tardar varias semanas en curarse.

  • La primera erupción suele ser la peor. Más adelante, las erupciones siguen siendo dolorosas pero tienden a curarse más rápido.

Tratamiento

Los medicamentos pueden ayudar a reducir la frecuencia de las erupciones y la intensidad del dolor. Ayuda a que las lesiones se curen más rápidamente manteniéndolas limpias y secas. Para evitar la trasmisión del virus, no tengas relaciones sexuales mientras dure la erupción. Evita también el sexo oral si tienes una lesión de herpes en la boca. Las lesiones de herpes en la boca son otra forma de herpes (herpes oral) que se puede trasmitir de la boca a los genitales.

Si no recibes tratamiento

El herpes no es mortal, pero tiene ciertos riesgos:

  • El herpes aumenta la probabilidad de contraer el VIH (el virus que causa el SIDA). Las lesiones del herpes facilitan la entrada del VIH durante el sexo.

  • Si una mujer tiene una erupción durante el embarazo, puede trasmitir el herpes al bebé durante el parto. Esto puede causar complicaciones muy graves y hasta ser mortal para el bebé.

 

No se besen ni tengan relaciones sexuales si tú o tu compañero(a) tienen una lesión de herpes. Y recuerda utilizar condones de látex todas las veces que tengas relaciones sexuales, incluso aunque no tengas lesiones. El uso correcto y constante de condones de látex puede ayudar a reducir el contagio de enfermedades de trasmisión sexual.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.