Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los adolescentes: en qué consiste la hepatitis

La hepatitis es una enfermedad que daña el hígado al inflamarlo. Existen tres tipos principales de virus de la hepatitis que pueden dañar el hígado. La hepatitis A se transmite mediante el sexo oral o los alimentos contaminados con heces. Las hepatitis B y C se transmiten por medio de los fluidos corporales, las relaciones sexuales o las agujas infectadas. La hepatitis admite tratamiento, pero a menudo el virus permanece en el cuerpo. La hepatitis B es controlable y curable. En algunos casos, la hepatitis puede producir graves daños al hígado, e incluso la muerte. Existen vacunas para prevenir la hepatitis A y la hepatitis B. Si usted está en riesgo, pregúntele a su médico sobre la vacuna para la hepatitis. (Importante: No hay vacunas disponibles para prevenir la hepatitis C). Otros tipos de hepatitis pueden originarse por grasa en el hígado, alcohol, drogas, hierbas, medicamentos, toxinas o afecciones inmunitarias o genéticas.

Qué debes vigilar

Es posible que la hepatitis no presente síntomas durante varios meses e incluso años. Pero con el transcurso del tiempo, los daños al hígado pueden causar graves problemas de salud.

  • En la etapa inicial los síntomas pueden consistir en cansancio, pérdida de apetito, náuseas, dolores musculares, fiebre y diarrea.

  • En la etapa avanzada los síntomas pueden consistir en coloración amarilla en la piel y los ojos (ictericia), hinchazón en las piernas y en el abdomen, orina oscura y hemorragia interna.

Tratamiento

La hepatitis A puede tratarse con reposo y medicamentos. Para las hepatitis B y C te recomendarán a un proveedor de atención médica especializado, el cual te dará más información sobre la enfermedad y cómo tratarla. También deberás hacer exámenes médicos para asegurarte de que tu hígado funciona correctamente.

Si no recibes tratamiento

Las hepatitis B y C pueden permanecer en el cuerpo y seguir dañando el hígado. Con el paso de los años, es posible que sea necesario un transplante de hígado.

 

Nunca compartas agujas para tatuajes, drogas ni “piercing”. Las hepatitis B y C pueden transmitirse por medio de agujas infectadas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.