Para los adolescentes: hazte un examen médico para ver si tienes una ETS - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los adolescentes: hazte un examen médico para ver si tienes una ETS

Recuerda: cualquier tipo de relación sexual implica el riesgo de contraer una ETS. Observa si tú o tu compañero(a) tienen síntomas de ETS. Si no están seguros, háganse un examen médico. Y si resulta que tienes una ETS, obtén tratamiento e informa a tu compañero(a) para que se haga también un examen médico.

Observa si hay síntomasDoctora revisando a una niña.

No todas las ETS presentan síntomas visibles, pero es importante saber cuáles son los más comunes. Presta atención a tu cuerpo y al de tu compañero(a). Si cualquiera de los dos ve o siente algo que parece un síntoma de ETS, háganse un examen médico.

Hazte un examen médico

Un examen médico es la única manera de saber con seguridad si tienes una ETS. Puedes hacerte las pruebas necesarias en una clínica o en el consultorio del médico. Estas pruebas pueden consistir en:

  • Una muestra de la secreción o drenaje del pene, vagina, boca o recto.

  • Análisis de orina y de sangre.

  • Un examen pélvico (vaginal) o rectal.

Obtén tratamiento

Muchas ETS pueden curarse o tratarse con medicamentos. Un tratamiento iniciado a tiempo puede ayudar a evitar que la enfermedad empeore. Sigue todas las instrucciones para el tratamiento. Y recuerda lo siguiente:

  • Evita las relaciones sexuales durante el período indicado, de lo contrario podrías infectar a otras personas.

  • Toma todos los medicamentos que te den para el tratamiento y no los compartas con tu compañero(a) a menos que te lo hayan indicado así.

  • Regresa al médico o a la clínica si los síntomas no desaparecen (o si aparecen de nuevo).

  • Obtén tratamiento para cada ETS que tengas.

Habla con tu compañero(a)

Si tienes una ETS, díselo a tu compañero(a) para que también se haga un examen médico. Tal vez te resulte difícil decírselo, pero si no lo haces tu compañero(a) podría tener serios problemas de salud. Además, podría contagiarte otra vez, o contagiar a otros. Si no estás seguro de cómo decírselo, pregúntale al médico o a una enfermera.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.