Instrucciones de alta: Bota de Unna (pediátrica) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Bota de Unna (pediátrica)

Su hijo va a regresar a casa con una bota de Unna puesta. La bota de Unna es una combinación de un apósito y una envoltura que se aplican desde el pie hasta la rodilla. La bota de Unna contiene un medicamento especial en la gasa que ayuda a sanar las quemaduras o llagas de la piel, y a proteger la piel nueva. Hay dos tipos de vendajes: el blanco y el rosado. El vendaje blanco se cambia cada 1 a 3 días, mientras que por lo general el vendaje rosado se cambia 1 vez por semana. Su hijo deberá ir al médico para que le cambien la bota de Unna. Esto es lo que necesita saber acerca del cuidado en la casa.

Cuidados en la casa

  • Asegúrese de que su hijo no moje la bota de Unna.

  • Cubra el apósito completamente con una bolsa o envoltura de plástico antes de que su hijo se duche. Pegue el plástico con cinta adhesiva a la piel arriba y abajo del apósito.

  • Si su hijo desea bañarse en la bañera, la pierna y el pie que tienen puesta la bota de Unna deben estar a un lado de la bañera y fuera del agua.

  • Mantenga la piel de su hijo limpia y seca.

  • Lávele cada día las otras quemaduras o llagas que no están cubiertas por un apósito.

  • Recuerde, es normal que haya un poco de supuración del apósito de la bota de Unna. No se alarme si la supuración tiene mal olor. Esto es normal y se debe a que la supuración de la herida se transfiere al apósito.

  • No permita que su hijo permanezca parado o sentado en la misma posición por más de 30 minutos seguidos.

  • Mantenga las piernas de su hijo elevadas el mayor tiempo posible utilizando almohadas. Esto le ayudará a reducir la hinchazón.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico de su niño

Llame a su médico de inmediato si nota que su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Hormigueo o entumecimiento en la parte lesionada del cuerpo

  • Fiebre de 100.4°F o más

  • Dolor intenso que no se puede aliviar

  • La bota de Unna le queda demasiado apretada o demasiado floja

  • Hinchazón, frío o coloración azul-grisácea en los dedos de la mano o el pie

  • Supuración de la bota de Unna con un olor diferente del normal

  • La bota de Unna se daña o tiene bordes ásperos que le molestan

  • La bota de Unna se moja

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.