Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: cómo tomar la temperatura rectal (pediátrica)

La temperatura rectal se toma colocando el termómetro en el recto de su bebé. Con este método se obtiene una lectura más exacta que la mayoría de los otros métodos, pero debe hacerse sólo cuando se lo indique el médico de su bebé. Siga los pasos que se mencionan en esta hoja de información como guía.

Prepare el termómetro

  • Asegúrese de usar un termómetro que esté diseñado específicamente para el uso rectal.

  • Quite el capuchón del termómetro.

  • Lave el termómetro con agua tibia jabonosa, luego enjuáguelo con agua limpia.

  • Seque el termómetro con un paño o deje que se seque al aire.

  • Unte un poco de vaselina o lubricante a base de agua en la punta.

     

Elija la posición que le resulte más cómoda

  • Ponga al bebé boca arriba en una superficie firme.

  • Sostenga los tobillos del bebé y levántele ambas piernas, como si fuera a cambiar un pañal.

O:

  • Ponga a su bebé boca abajo sobre su regazo.

  • Con una mano, separe las nalgas del bebé.

Tome la temperatura

  • Siga las instrucciones específicas acerca de cómo usar el termómetro digital.

  • Introduzca suavemente la punta del termómetro en el recto (la abertura por donde el bebé defeca), no más de ¼ a ½ pulgada. Nunca introduzca la punta más de ½ pulgada.

  • Mantenga el termómetro puesto hasta que suene la señal.

  • Saque suavemente el termómetro.

  • Lea la temperatura en la pantalla digital. La temperatura rectal normal es de aproximadamente 97.6°F a 100.2°F (36.4°C a 37.9°C).

  • Antes de guardar el termómetro, lávelo con agua tibia y jabón.

Visitas de control

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

 

Cuándo debe llamar a su médico

Llame a su médico de inmediato si nota que su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Sangrado del área en que tomó la temperatura

  • Fiebre 

    • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4°F (38ºC) o más alta

    • En un niño de cualquier edad que presenta una temperatura de 104°F (40ºC)  o más alta repetidas veces

    • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años, o 3 días en un niño de 2 años o mayor

    • Su hijo presenta una convulsión 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.