Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Cómo aplicarse una inyección subcutánea (Sub-Q) (medicamento único)

La aplicación de una inyección subcutánea (también llamada inyección sub-Q) implica la administración de un medicamento en las áreas adiposas debajo de la piel. La aguja que se utiliza para aplicar la inyección sub-Q es muy pequeña y no causa mucho dolor. Muchos medicamentos se administran de esta forma.

Su médico le ha recetado la dosis (cantidad) del medicamento y las veces que debe administrarse.

Preparación de una jeringa para una inyección subcutánea.

Preparación de una jeringa para una inyección subcutánea.

 

El nombre del medicamento es: _______________________

Dosis por inyección: _______________________________

Veces por día: __________________________________

Preparación del lugar de trabajo 

  • Ponga los animales domésticos en otro cuarto.

  • Lávese las manos durante 1 a 2 minutos con jabón líquido.

  • Limpie el área de trabajo con jabón y agua.

  • Reúna los siguientes materiales:

    • Su medicamento

    • Una jeringa estéril desechable (no utilice una jeringa usada)

    • Toallas de papel o torundas de algodón impregnadas con alcohol.

    • Un recipiente plástico a prueba de perforaciones para desechar las agujas y las jeringas usadas.

  • Lávese otra vez las manos.

Selección del área donde se aplicará la inyección 

  • Por lo general, los lugares más fáciles y seguros para aplicarse la inyección con el medicamento son los siguientes:

    • Detrás de la parte superior de los brazos

    • Parte superior de los muslos

    • Abdomen, pero evite el ombligo y el área de la cintura

  • Si usted es muy delgado no se aplique la inyección en el abdomen a menos que así le haya indicado su proveedor de atención médica.

  • Evite las áreas enrojecidas, hinchadas o con moretones.

  • Cambie los sitios donde se aplica las inyecciones. Seleccione un sitio que se encuentre como mínimo a 2 pulgadas del lugar donde se aplicó la última inyección.

Preparación del medicamento 

  • Verifique que el medicamento del frasco no tenga cambios de color, elementos extraños ni turbiedad.

    • No utilice el medicamento si nota algo diferente en el contenido del frasco.

    • Si utiliza insulina, pregunte a su médico o farmacéutico sobre el aspecto que debe tener en el frasco. Algunas insulinas son turbias por naturaleza.

    • Llame a su médico o farmacéutico si tiene dudas sobre si es seguro usar el medicamento.

  • Quite la tapa del frasco. Limpie el tapón de goma en la parte superior del frasco con un algodón impregnado con alcohol.

  • Saque la jeringa del envoltorio. No utilice una jeringa que se encuentre en un envoltorio ya abierto o en un envoltorio con agujeros.

  • Quite el capuchón de la aguja. Tire del émbolo hacia atrás para que entre aire en la jeringa. La cantidad de aire debe ser equivalente a la dosis del medicamento que su médico le ha recetado.

  • Inserte la aguja a través del tapón de goma del frasco. Una vez que la aguja haya atravesado el tapón, presione el émbolo de la jeringa para que el aire entre en la ampolla.

  • Mantenga la aguja en el tapón y gire la ampolla hacia abajo.

  • Mantenga la punta de la aguja en el líquido y tire del émbolo hacia atrás. El medicamento entrará en la jeringa.

  • Introduzca en la jeringa la dosis recetada.

    • En caso de que inserte demasiado medicamento, deséchelo dentro de la ampolla presionando el émbolo.

    • Si no ha introducido la cantidad suficiente de medicamento, continúe tirando del émbolo hacia atrás.

  • Controle que no haya burbujas de aire dentro de la jeringa.

    • Si observa burbujas de aire en la jeringa, golpéela suavemente mientras la aguja se encuentre en el tapón. Las burbujas de aire se desplazarán hacia la parte superior de la jeringa.

    • Presione suavemente el émbolo y el aire regresará a la ampolla.

  • Verifique y asegúrese de que la jeringa contenga la dosis recetada de medicamento. Luego retire la aguja de la ampolla.

Imagen de un hombre que se está aplicando una inyección subcutánea.

Corte transversal de una zona grasa justo debajo de la piel.

Corte transversal de una zona grasa justo debajo de la piel.

Aplicación de la inyección

  • Limpie el área de la inyección con una torunda de algodón impregnada en alcohol. Asegúrese de que el área que limpia sea de por lo menos 2 pulgadas de diámetro.

  • Mientras el área de la inyección se seca, verifique nuevamente que tenga la dosis recetada de medicamento en la jeringa.

  • Coloque el pulgar y el dedo índice a ambos lados del sitio que limpió para aplicarse la inyección. Pellizque aproximadamente 2 pulgadas de piel.

  • Inserte la aguja a un ángulo de entre 45° y 90° en la piel pellizcada. Hágalo rápidamente y dolerá menos.

  • Asegúrese de insertar la aguja con el bisel hacia arriba y por completo. Ello le ayudará a inyectar el medicamento en forma correcta.

  • Suelte la piel y mantenga la jeringa en su lugar.

  • Si su proveedor de atención médica le ha indicado que tire del émbolo suavemente hacia atrás para observar si hay sangre en la jeringa, hágalo.

    • Si observa sangre dentro de la jeringa, no se inyecte, ya que esto quiere decir que la aguja ha entrado en un vaso sanguíneo. Retire la aguja, seleccione otro sitio para aplicarse la inyección y repita los pasos que se indican anteriormente para preparar el sitio donde se aplicará la inyección.

    • Si no observa sangre dentro de la jeringa, continúe con la aplicación de la inyección. Presione lentamente el émbolo hacia dentro para inyectar el medicamento en su totalidad.

  • Si se está inyectando insulina, NO tire hacia atrás del émbolo para observar si hay sangre. Inyéctese la insulina lentamente presionando el embolo hasta el final.

Después de la inyección

  • Retire la aguja de la piel y coloque una gasa o torunda de algodón en la zona de la inyección durante unos segundos. No frote la zona de la inyección.

  • Si observa sangre o un líquido claro, presione en la zona de la inyección con una gasa o torunda de algodón durante 5 a 8 minutos. Si lo desea, póngase una curita.

  • No coloque el capuchón nuevamente sobre la aguja.

  • Ponga la jeringa vacía en el recipiente de desechos.

  • Comuníquese con la empresa local de desechos o con el departamento de salud pública a fin de establecer cuál es la forma adecuada de desechar jeringas usadas.

  • Lleve un registro sobre el sitio donde se aplicó la inyección, y la fecha y hora de aplicación de cada inyección.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

 

Cuándo debe llamar a su médico

Llame a su médico de inmediato si no puede aplicarse una inyección o si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Sangrado que dura más de 10 minutos en el sitio donde se aplicó la inyección

  • Aplicación de la inyección en un área incorrecta

  • Aplicación de una inyección que contiene demasiado medicamento

  • Erupción cutánea en el sitio donde se aplicó la inyección

  • Enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración en el sitio donde se aplicó la inyección

  • Fiebre de 100.4 ºF o más alta

  • Signos de reacción alérgica (problemas respiratorios, urticaria, erupción)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.