Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de reparación de hernia umbilical (pediátrica)

A su hijo le han practicado un procedimiento llamado reparación de hernia umbilical. La hernia es un debilitamiento o desgarro en la pared abdominal. Una hernia umbilical se parece a una burbuja o abultamiento cerca del ombligo del niño. Aunque muchas hernias umbilicales se cierran solas, algunas requieren cirugía de reparación. Estas son algunas instrucciones que le ayudarán a cuidar de su hijo una vez que regrese a casa.

Cuidados en la casa

  • Déjele el apósito puesto hasta la visita de control con el médico, normalmente 1 semana(s) después de la cirugía.

  • No permita que se moje el apósito. Dele al niño baños de esponja para su higiene.

  • No permita que su hijo se duche, tome un baño en una tina o nade en una piscina o en un jacuzzi hasta que el médico le diga que puede hacerlo.

  • Dé a su hijo medicamentos contra el dolor según le indique el médico. El dolor tiende a disminuir o desaparecer al cabo de 2 días.

  • Trate de mantener a su hijo en calma y tranquilidad durante 3-4 días después de la cirugía. Esto evitará que se le abran las incisiones. Luego, su hijo puede reanudar la mayoría de sus actividades normales, como ir a la escuela o guardería, según le indique el médico.

  • No permita que su hijo practique deportes bruscos durante 1 semana(s) después de la cirugía.

  • Permítale comer o beber lo que desee.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico de su niño

Llame al médico de su niño de inmediato si nota que su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre o escalofríos temblorosos.

    • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4 ° ​​F (38.0 º C) o más

    • En niños de 3-36 meses, una temperatura rectal de 102 ° F (39.0 º C) o más

    • En un niño de cualquier edad que tiene una temperatura de 103 ° F (39.4 º C) o más

    • Una fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años o durante 3 días en un niño mayor de 2 años.

    • Una convulsión causada por la fiebre

  • Vómito o náuseas que no cesan

  • Dolor abdominal intenso

  • Dificultad para orinar

  • Enrojecimiento, hinchazón, calor o dolor en la zona de la incisión

  • Salida de líquido, supuración o sangrado procedentes de la incisión

  • La incisión se abre o se desgarra

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.