Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cara de bebé con la parte blanca de los ojos y la piel amarillentos. Instrucciones de alta para la ictericia en un recién nacido

A su bebé le han diagnosticado ictericia. Se trata de un trastorno pasajero y común que ocurre cuando el hígado del bebé no está todavía completamente desarrollado y aún no es capaz de ayudar al cuerpo a eliminar la bilirrubina. Esta es una sustancia encontrada en los glóbulos rojos y se puede acumular hasta el nacimiento y continuar después como consecuencia de la descomposición normal de los glóbulos rojos. Si los niveles de bilirrubina se elevan demasiado, pueden resultar peligrosos para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso de su bebé. Por eso es importante controlar a los bebés que tienen signos de ictericia para asegurarse de que el nivel de bilirrubina no se torne peligroso. Es normal que el hígado no esté aún completamente maduro en esta etapa del crecimiento de su bebé, pero pronto comenzará a activar las proteínas necesarias para eliminar la bilirrubina del cuerpo. Casi la mitad de los bebés recién nacidos muestran señales de ictericia, por ejemplo, piel u ojos amarillos.

Cuidados en la casa

  • Observe a su bebé para ver si muestra señales de que la ictericia está regresando o empeorando.

    • La piel o el blanco de los ojos de su bebé se ponen de color amarillo.

    • Si la ictericia empeora, el amarilleo comienza primero en el blanco de los ojos. A continuación se extiende a la cara y luego por el resto del cuerpo hacia los pies.

  • Amamante frecuentemente al bebé, como mínimo 8-12 veces cada 24 horas. (Recuerde que la mayoría de los bebés con ictericia mejoran después de haberse alimentado durante varios días porque la bilirrubina se elimina del cuerpo por medio de las heces.)

  • Si le está dando fórmula (leche en polvo), consulte con su médico para determinar el mejor programa de alimentación.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si su bebé muestra cualquiera de estos síntomas:

  • No come ni bebe; rechaza el seno y el biberón

  • Está perdiendo peso o apenas logra subir de peso

  • Tiene la piel pálida

  • Excrementos de color blancuzco o gris

  • La ictericia está empeorando (el amarilleo se extiende hacia los pies)

  • La ictericia no mejora a las 2 semanas de vida

  • La ictericia desaparece pero regresa

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, irritabilidad, vómitos

  • Es menos receptivo (no responde) a los padres

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.