Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la hipermagnesemia (pediátrica)

A su niño le han diagnosticado hipermagnesemia, lo cual significa que tiene demasiado magnesio en la sangre. Este trastorno suele desarrollarse solamente en personas con insuficiencia renal que toman sales de magnesio o medicamentos que contienen magnesio (como ciertos antiácidos o laxantes). Algunos bebés pueden nacer con hipermagnesemia si a sus madres se les dio magnesio durante el embarazo. Esto es lo que necesita saber acerca del cuidado del niño en la casa.

Cambios en la dieta

Limite el consumo de alimentos que contengan magnesio en la dieta de su niño. Particularmente procure que evite los siguientes alimentos:

  • Verduras con hojas verde oscuro

  • Almendras, pacanas (nueces), anacardos (nueces de la India)

  • Productos derivados de la soya

  • Mijo

  • Arroz integral

  • Aguacate

  • Albaricoques (chabacanos) secos

Otros cuidados en la casa

  • No le dé a su niño antiácidos o laxantes a menos que el médico le diga que lo haga.

  • No le aplique al niño enemas que contengan magnesio. Lea cuidadosamente la etiqueta antes de usar una preparación de enema sin receta para su niño.

  • Informe al médico sobre todos los medicamentos, con o sin receta, así como suplementos alimenticios y hierbas medicinales que su niño esté tomando. Algunos de estos productos pueden aumentar los niveles de magnesio.

  • Déle todos los medicamentos a su niño exactamente según le indiquen.

  • Aprenda a tomarle el pulso a su niño. Avise al médico del niño si la frecuencia de su pulso es inferior a 40 latidos por minuto.

Visitas de control

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

  • Haga que le revisen regularmente los niveles de magnesio al niño.

  • Asista a todas las visitas de control. El médico deberá vigilar de cerca el estado de su niño, especialmente si tiene otros trastornos que le causen la hipermagnesemia.

Llame al médico inmediatamente si su niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Debilidad o fatiga

  • Problemas para respirar o falta de aliento

  • Pulso o ritmo cardíaco irregular o muy lento

  • Desmayo o pérdida del conocimiento

  • Mareos o aturdimiento

  • Confusión o cambios de comportamiento

  • Dolor de pecho

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.