Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para una trombosis venosa profunda (TVP)

Le diagnosticaron un coágulo que se formó en una vena profunda. Esto se llama trombosis venosa profunda (TVP). El tratamiento que se hace en el hospital y en su casa para una trombosis venosa profunda incluye medicamentos para prevenir que el coágulo crezca. Si la TVP no se trata, una parte del coágulo (émbolo) puede desplazarse a los pulmones y provocar una complicación que conlleva peligro de muerte llamada embolia pulmonar (EP). A continuación, verá indicaciones que le servirán de guía para manejar sus medicamentos, saber cómo obtener cuidado de seguimiento, saber qué dieta seguir y qué cambios hacer en su estilo de vida.

Medicamento

Su proveedor de atención médica le recetará un medicamento anticoagulante que aligerará su sangre para tratar su TVP. Las opciones de medicamento incluyen warfarina (Coumadin) o rivaroxabán (Xarelto). Puede que lo envíen a casa con un anticoagulante (diluyente de la sangre) inyectable que deberá aplicarse, además de la warfarina (Coumadin) por un período de tiempo determinado (generalmente cinco días o más). Es muy importante que tome los medicamentos exactamente como le hayan indicado. Si olvida tomar una dosis, llame a su proveedor de atención médica para ver cuánto debe tomar. Estos medicamentos pueden ser peligrosos si no se toman adecuadamente. Asegúrese de decirles a todos sus proveedores de atención médica, incluidos los dentistas, que está tomando un anticoagulante.

Si su médico le receta warfarina, deberá hacerse análisis de sangre con regularidad para medir su efecto. Estos análisis de sangre se hacen para comprobar, por ejemplo, su tiempo de protrombina (TP o “PT”, por sus siglas en inglés) o su índice internacional normalizado (IIN, o “INR”, por sus siglas en inglés). Puede que deban ajustarle su dosis de warfarina según los resultados de estos análisis de sangre. Es fundamental que se haga las pruebas y análisis programados después de que le den de alta del hospital.

Monitoreo de control

Si, al dejar el hospital, debe seguir tomando warfarina, su proveedor de atención médica programará una cita de control para su próximo análisis de sangre para ver su TP/IIN. Debe entender la siguiente información antes de irse a casa:

• Mi IIN ideal es entre ________ y _________.

• Mi próxima extracción de sangre para medir mi TP/IIN será el ___________ (fecha) a las ___________ (hora) en _________________ (nombre del proveedor de atención médica o la clínica, y la dirección).

• El nombre del médico que supervisará mi anticoagulación es __________________________ y el número de teléfono es ________________.

Antes de darle el alta, su proveedor de atención médica le dirá si un servicio de cuidados domiciliarios administrará su régimen de anticoagulación. Si toma rivaroxabán (Xarelto), no deberá hacerse análisis de sangre con regularidad para medir su efecto. Necesitará análisis de laboratorio para evaluar el funcionamiento de sus riñones antes de comenzar con esta terapia y de manera periódica después.

Consejos para la dieta si toma warfarina (Coumadin)

Debe conocer cuál es la cantidad de vitamina K que ingiere mientras esté tomando warfarina (Coumadin). La vitamina K ayuda a que su sangre coagule, por lo tanto, comer alimentos que contienen vitamina K puede afectar la manera en que trabaja la warfarina (Coumadin). No necesita evitar alimentos con vitamina K, sino que trate de consumir la misma cantidad todos los días. Para eso, deberá saber qué alimentos son los que tienen alto contenido de vitamina K.

Ejemplos de alimentos que tienen alto contenido de vitamina K: espárragos, aguacate, repollo, col rizada, yema de huevo, espinaca y algunos otros vegetales de hojas verdes. Algunos aceites, tales como el de soya, el de canola y el de oliva, también tienen alto contenido de vitamina K.

Es importante que evite hacer cambios abruptos en su dieta. Notifique a su médico antes de hacer cambios en el patrón habitual de su dieta.

No necesita vigilar cuánto consume de la vitamina K si su médico le recetó rivaroxabán (Xarelto) para su tratamiento anticoagulante.

Interacciones de los medicamentos y reacciones

Además de la dieta, algunos medicamentos pueden afectar su TP/IIN cuando está tomando warfarina (Coumadin). Algunos medicamentos, tanto recetados como de venta libre, también pueden cambiar el efecto que el rivaroxabán (Xarelto) tiene en su sangre. Los suplementos y las hierbas pueden, igualmente, causar interacciones. Algunos medicamentos interactúan con su anticoagulante y hacen que su sangre se diluya demasiado, lo cual aumenta su riesgo de tener hemorragia. Otros medicamentos pueden impedir que su anticoagulante cumpla su función, dado que hacen que su sangre se espese en exceso. Por eso, es muy importante que informe a su médico de todos los medicamentos que toma. No deje de tomar ningún medicamento, ni comience a tomar ningún medicamento nuevo (incluidos los de venta libre), excepto que así lo indique su médico o su farmacéutico.

Ejemplos de medicamentos que pueden interactuar con su anticoagulante:

  • Antibióticos

  • Medicamentos para el corazón

  • Cimetidina (Tagamet)

  • Aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios. Por ejemplo, ibuprofeno (Advil, Motrin o Nuprin), naproxeno (Aleve, Naprosyn, Anaprox) y otros medicamentos para la artritis.

  • Medicamentos antidepresivos, para tratamiento del cáncer, el VIH, la diabetes, las convulsiones, la gota o el colesterol alto, o para la sustitución de la tiroides.

  • Vitaminas que contienen vitamina K o productos de hierbas, tales como los que tienen ginkgo biloba, Coenzima Q10, ajo o la hierba de San Juan.

Recuerde que, incluso, el hecho de tomar anticoagulantes como la warfarina (Coumadin) y el rivaroxabán (Xarelto) solos, sin ningún otro medicamento, hierba o suplemento, aumenta su riesgo de hemorragia.

Prevención

Puede implementar muchos cambios de estilo de vida y en su casa para reducir los riesgos asociados con una TVP, así como para prevenir una futura TVP.

Cuidados en la casa

  • Evite permanecer sentado, de pie o acostado por largos períodos de tiempo sin mover las piernas y los pies.

  • Cada vez que viaje en automóvil, haga paradas frecuentes para salir y moverse.

  • Si hace algún viaje largo en avión, tren u ómnibus, levántese y dé algunos pasos siempre que pueda.

  • Si no puede ponerse de pie, mueva los dedos de los pies y tense sus pantorrillas para mantener su sangre en movimiento.

  • Si tiene que permanecer en la cama, haga ejercicios con las piernas.

  • Use medias de compresión o de soporte, tal como su médico le haya indicado. 

  • Cada vez que sienta las piernas pesadas o hinchadas, elévelas.

  • Ponga una cuña de espuma debajo del colchón (del lado en que van los pies) para elevarlo unas 5-6 pulgadas (13-16 cm).

Cambios en su estilo de vida

  • Comience un programa de ejercicios. Pida a su médico que le aconseje cómo comenzar. Actividades simples, como caminar o trabajar en el jardín, pueden serle de mucho beneficio.

  • Mantenga un peso saludable. Busque ayuda para bajar los kilos de más que pueda tener.

  • Reduzca el consumo de sal.

    • Limite el consumo de alimentos enlatados, envasados y las comidas rápidas.

    • No agregue sal a las comidas en el momento de comerlas.

    • Sazone las comidas con hierbas en lugar de usar sal al cocinar.

  • Deje de fumar. Inscríbase en un programa antitabaco para tener mayores probabilidades de lograrlo.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Existen riesgos asociados con una TVP, y con el tratamiento necesario.

Llame de inmediato al 911 si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor repentino en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Sudoración

  • Desmayo

  • Tos con sangre

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento o sensación de calor en la pantorrilla o el muslo

También llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Indicios de problemas con su anticoagulante, como:

    • Sangre en la tos o el esputo

    • Moretones

    • Sangrado profuso o descontrolado

    • Sangre en la orina, las heces o el vómito

    • Heces muy oscuras o alquitranadas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.