Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la cirrosis del hígado

A usted le han diagnosticado cirrosis del hígado. La cirrosis es un problema crónico (de larga duración) del hígado que ocurre cuando los tejidos del hígado se han destruido y son reemplazados por tejido cicatricial. Las causas de la cirrosis pueden incluir infección o alcoholismo crónico. Las señales de la cirrosis pueden estar ausentes o ser leves al principio, pero generalmente empeoran progresivamente. La cirrosis es común si se tiene un historial de abuso del alcohol. La cirrosis es incurable, pero se puede tratar.

Cuidados en la casa

  • Un signo de prohibido arriba de las bebidas alcohólicas indica que debe evitarlas. No tome bebidas alcohólicas. Si deja de tomar bebidas alcohólicas ahora, usted se sentirá mejor y vivirá más tiempo.

    • Busque información sobre grupos de apoyo locales tales como Alcohólicos Anónimos. 

    • Pregúntele a su médico sobre medicamentos recetados que le puedan ayudar a abandonar las bebidas alcohólicas.

  • Reduzca el consumo de sal.

    • Limite el consumo de comidas enlatadas, secas, de paquete y las de preparación rápida.

    • No agregue sal a la comida cuando ya esté servida en la mesa.

    • Cuando cocine, agregue hierbas a la comida en lugar de sal.

  • Tome los medicamentos exactamente como le indiquen.

  • Consulte con su médico sobre los suplementos vitamínicos. Los suplementos de vitaminas A, K, D y tiamina podrían ayudarle.

  • Evite tomar aspirina u otros medicamentos que diluyan la sangre.

  • Pregunte a su médico sobre la dieta que debe seguir. Tal vez le pidan que limite o deje de comer ciertos alimentos.

Visitas de control

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar a su médico

Llame a su médico de inmediato si nota cualquiera de estos síntomas:

  • Fatiga, debilidad o falta de apetito

  • Vómito (con o sin sangre)

  • Color amarillento en la piel y los ojos (ictericia)

  • Picazón

  • Hinchazón en el abdomen o las piernas

  • Heces negruzcas o de consistencia similar a la brea

  • Piel que desarrolla moretones fácilmente

  • Confusión o dificultad para pensar claramente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.