Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la cirugía bariátrica (obesidad)

A usted le han hecho una operación llamada cirugía bariátrica. Durante este procedimiento, el médico le modificó quirúrgicamente el estómago para que solo pueda contener o absorber una pequeña cantidad de comida a la vez. Esto le ayuda a perder peso y a disminuir serios riesgos de salud como la diabetes, los problemas respiratorios y la enfermedad de las arterias coronarias. Esta cirugía dificulta la ingestión de una gran cantidad de comida sólida. Después de la cirugía, usted debe comer porciones muy pequeñas. Si come porciones grandes o come muy rápido podría tener síntomas desagradables, como náuseas o vómito.

Cambios en la forma de comer

  • Siga la dieta que le recetaron en el hospital. Coma alimentos en puré y líquidos durante 3 semanas después de la operación.

  • Beba porciones más pequeñas de líquidos. De esta forma su cuerpo podrá digerirlos más fácilmente. Pero es importante que siga bebiendo líquidos (en pequeñas cantidades) para no deshidratarse. La boca seca y la orina oscura son síntomas de deshidratación.

  • Coma lentamente. Si come demasiada comida o come muy rápido, sentirá náuseas y podría vomitar.

  • Evite los efectos desagradables del síndrome de vaciamiento rápido. Este síndrome consiste en dolor abdominal, náuseas y abotargamiento que ocurren después de ingerir alimentos con alto contenido en azúcar, como helados y batidos, después de una cirugía bariátrica. También es posible que tenga diarrea, sudores o desmayos. Por lo tanto, es importante evitar los alimentos que pueden causar estos síntomas.

  • Tome una vitamina masticable 2 veces al día.

Actividad

  • Recuerde que la recuperación toma varias semanas. Es normal sentirse cansado. Descanse lo necesario.

  • Camine tan seguido como le sea posible. Aumente de manera gradual su actividad.

  • No levante objetos que pesen más de 10 libras.

  • Evite las actividades que requieren esfuerzo, como pasar la aspiradora o levantar bolsas llenas de basura, hasta que el médico le diga que puede hacerlo.

  • Suba escaleras lentamente y haga una pausa cada pocos pasos.

  • Comience un programa de ejercicio 1 semana(s) después de haber sido dado de alta. Puede beneficiarse de actividades sencillas como caminar o trabajar en el jardín. Pregunte a su médico cómo puede empezar.

  • Pregúntele al médico cuándo puede volver al trabajo.

Cuidados en la casa

  • Continúe haciendo los ejercicios de tos y respiración profunda que aprendió en el hospital.

  • Dúchese cuando sea necesario. Pero no se sumerja en una bañera, una piscina o un jacuzzi durante 2 semanas después de regresar a su casa. Esto le ayudará a prevenir las infecciones en la incisión.

  • Mantenga la incisión limpia y seca. Lave delicadamente la incisión con jabón suave y agua tibia. Luego séquela dándole palmaditas suaves con una toalla.

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado del vendaje que cubre las incisiones.

  • Si el médico usó Steri-Strips (tiras pequeñas de cinta adhesiva blanca) para cerrar la incisión, no se las quite. Deje que se desprendan por sí mismas. Si no se desprenden dentro de 2 semanas desde que regresa a casa, llame al médico.

  • Tome sus medicamentos pulverizados o en forma líquida durante 3 semanas después de la cirugía y siguiendo las indicaciones que le hayan dado.

  • Recuerde que sus medicamentos deberán ser ajustados conforme usted vaya perdiendo peso.

  • Aprenda a tomarse el pulso. Mantenga un registro de sus resultados. Pregúntele al médico qué niveles indican que usted necesita atención médica.

  • No maneje un automóvil durante 2 semanas después de la cirugía.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuando debe llamar al médico

Llame al médico inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Secreción turbia o maloliente en el sitio de la incisión

  • Fiebre de 100.4°F o más alta, o escalofríos temblorosos.

  • Pulso acelerado

  • Sudor nocturno

  • Dolor persistente, náuseas o vómito después de comer

  • Diarrea por más de una semana después de haber sido dado de alta

  • Dolor en la parte superior de la espalda, el pecho, o el hombro izquierdo

  • Hipo continuo

  • Confusión, depresión o fatiga excesiva

  • Señales de infección de la vejiga (orinar más seguido de lo usual, ardor, dolor, sangrado, o dificultad para orinar)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.