Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo hacer frente a la perimenopausia

En la mayoría de las mujeres, los síntomas de la perimenopausia desaparecen cuando entran en la menopausia. Mientras tanto, usted puede aliviar los síntomas y disminuir sus molestias. Lleve un estilo de vida sano para sentirse lo mejor posible. Los consejos que siguen pueden ayudarla. Hacer las actividades que disfruta y pasar tiempo con sus seres queridos son unas buenas maneras de darse ánimos mientras su cuerpo experimenta las transformaciones de la perimenopausia.

Cambios menstruales

  • Lo que sucede: a medida que disminuyen los niveles de hormonas, las menstruaciones pueden volverse irregulares y difíciles de predecir. Estos cambios suelen ser la primera señal de perimenopausia.

  • Lo que puede hacer: tenga a la mano toallas sanitarias o tampones en caso de que le venga la menstruación inesperadamente. Quizás también le convenga hablar con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de tomar píldoras anticonceptivas para regularizarle las menstruaciones.

Sofocos y sudores nocturnos

  • Lo que sucede: los sofocos son oleadas repentinas de calor intenso que pueden producirse ya sea a menudo, o solo de vez en cuando. Si se producen de noche, los sofocos pueden causar trastornos del sueño. También podría despertarse bañada en sudor (sudores nocturnos).

  • Lo que puede hacer: vístase con capas de ropa que se pueda quitar individualmente. Use ropa, sábanas y mantas de puro algodón. De noche, abra la ventana de su habitación. Ponga un vaso de agua o ventilador pequeño al lado de la cama para refrescarse si se despierta a causa de un sofoco.

Cambios en los huesos

  • Lo que sucede: la disminución de los niveles de estrógeno aumenta el riesgo de osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y puede hacerlos más fáciles de fracturar.

  • Lo que puede hacer: los alimentos que contienen mucho calcio y vitamina D ayudan a proteger los huesos. Su proveedor de atención médica también podría aconsejarle que tome un suplemento de calcio. Dejar de fumar, evitar el alcohol y hacer ejercicios también la beneficiarían.

Cambios vaginales

  • Lo que sucede: en ausencia de estrógeno, el revestimiento de la vagina puede adelgazar y resecarse. Esto hace que las relaciones sexuales resulten dolorosas y también aumenta la probabilidad de contraer infecciones vaginales.

  • Lo que puede hacer: aplíquese un lubricante acuoso antes de tener relaciones sexuales. Además, hable con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de usar una crema vaginal que contenga estrógeno.

Cambios de estado de ánimo

  • Lo que sucede: a medida que los niveles hormonales disminuyen, también se reducen las cantidades de sustancias químicas que afectan el estado de ánimo. Tener sofocos y trastornos del sueño puede empeorar estas fluctuaciones del humor. Estos cambios también podrían disminuir su deseo sexual.

  • Lo que puede hacer: entienda que sentirse de esta forma es muy común. Hable con su pareja y con otras mujeres de su edad sobre lo que está sintiendo. Pruebe a hacer ejercicios; la actividad física aumenta los niveles de sustancias corporales que mejoran el estado de ánimo.

¡Manténgase activa!

Además de conservar la fuerza de sus huesos y músculos, la actividad física la ayudará a relajarse y a sentir más energía. Mantenerse en forma puede incluso impulsar su deseo sexual. Considere las siguientes afirmaciones:

  • Las actividades de soporte de peso, como caminar y trotar, ayudan a mantener la densidad ósea y, con ello, a prevenir la osteoporosis.

  • Las actividades aeróbicas aumentan su nivel de energía porque movilizan el oxígeno por el cuerpo. Caminar y trotar son actividades aeróbicas; pruebe también a hacer natación y ciclismo.

  • La luz solar ayuda a elevar los niveles de sustancias cerebrales que potencian el estado de ánimo. Pasar tiempo al aire libre puede ponerla de mejor humor, aunque el día esté nublado. ¡Incluso dar una simple vuelta a la manzana puede servirle!

Si le preocupa su falta de motivación sexual

Quizás observe que el sexo le interesa menos que antes. Esto es un síntoma muy común de la perimenopausia. Ya que es más probable que usted disfrute del sexo si se siente cómoda, podría servirle de ayuda controlar sus síntomas. Hable con su proveedor de atención médica sobre medicamentos u otras opciones disponibles. Y recuerde: el sexo va mucho más allá del coito. Relájese y tómese su tiempo. Hable con su pareja para que encuentren nuevas maneras de estimularla sexualmente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.