Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Osteoartritis: Haga ejercicio

Hacer ejercicio con regularidad puede ayudarle a controlar la osteoartritis. Las articulaciones no pueden fortalecerse por sí solas. Sin embargo, el ejercicio puede fortalecer los músculos que se encuentran alrededor de las articulaciones a fin de ofrecerle un mayor soporte. También es bueno para su salud general y muy importante si necesita perder peso. Además, el ejercicio puede mejorar su equilibrio y coordinación y ayudarle a evitar caídas. Trabajar con un fisioterapeuta o entrenador físico certificado puede permitirle sacarle mayor provecho al ejercicio. Hable con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Cuatro personas con pesas en las manos en la parte baja de una piscina. Ejercicio aeróbico de bajo impacto

El ejercicio aeróbico mejora la salud general y ayuda a controlar el peso. Los ejercicios de bajo impacto limitan el nivel de tensión en las articulaciones que aguantan el peso. Intente realizar actividades de bajo impacto, tales como ejercicios aeróbicos en el agua, caminar al aire libre o en una cinta rodante, montar en bicicleta, tomar una clase de ejercicios aeróbicos de bajo impacto, utilizar una bicicleta estacionaria, un entrenador elíptico o una máquina de escaleras.

¿Y los deportes?

Trabaje con su médico o fisioterapeuta a fin de encontrar formas seguras de continuar practicando su deporte favorito. Si lo desea, puede consultarle acerca de las siguientes opciones:

  • Utilizar un aparato ortopédico. Esto puede permitirle continuar practicando deportes de mayor impacto.

  • Cambiar de deporte. Adopte una forma de deporte que le produzca menos tensión en su articulación problemática. Por ejemplo, reemplace el esquí de montaña por el esquí de fondo (a campo traviesa), o el tenis individual por el tenis en pareja.

Para lograr una mayor flexibilidad

Puede hacer estos ejercicios todos los días.

  • Los ejercicios de estiramiento se hacen extendiendo un músculo sin rebotar ni hacer movimientos bruscos. Mantenga el músculo estirado de 10–20  segundos a la vez.

  • Los ejercicios de amplitud de movimiento se hacen moviendo suavemente y lo más lejos posible la articulación en cada dirección sin que llegue a sentir dolor.

  • El yoga y el tai chi estimulan la flexibilidad mediante movimientos lentos y suaves.

Para adquirir mayor fuerza

Puede hacer los siguientes ejercicios de 3– 4 veces por semana, dejando un día de por medio para descansar entre cada sesión. Haga de 10–20  minutos de ejercicios aeróbicos de calentamiento seguidos de ejercicios de estiramiento.

  • Los ejercicios isométricos se hacen contrayendo los músculos sin mover la articulación. Esta puede ser una buena manera de fortalecer los músculos que rodean a una articulación rígida.

  • Los ejercicios de resistencia se hacen empujando o jalando cierto peso. Comience con pesas livianas y aumente lentamente el número de repeticiones y la cantidad de peso.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.