Selección de la andadera adecuada - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Selección de la andadera adecuada

Seleccionar una andadera adecuada le permitirá usarla eficazmente y sin peligro. A la hora de seleccionar la andadera, párese erguido y póngase los zapatos que usará normalmente para caminar. Si la andadera no le queda cómoda, pida a su médico, enfermera o fisioterapeuta que le revise la medida.

Mujer de pie en una andadera, que se sujeta de las empuñaduras de la andadera. Un proveedor de atención médica está verificando la altura de la andadera. Familiarícese con su andadera

La andadora suele usarse para lesiones de la pierna o la cadera, o en caso de problemas neurológicos o musculares que afectan el equilibrio. Este aparato brinda más estabilidad que las muletas. Algunas andaderas tienen ruedas, mientras que otras no. Su proveedor de atención médica le ayudará a elegir el tipo de andadera más adecuada para usted. Siga todas las instrucciones especiales que le den.

La andadera es adecuada si:

  • Las muñecas le quedan a la altura de las empuñaduras cuando usted cuelga los brazos a los costados.

  • Los brazos le quedan ligeramente flexionados a la altura de los codos cuando usted pone las manos en las empuñaduras.

Precauciones

  • Si su andadera no tiene ruedas, deberá poseer puntas de goma antideslizante para evitar resbalones. Cambie las puntas desgastadas.

  • Si usa una andadera plegable, asegúrese de saber cómo desplegarla y trabarla en posición abierta. Compruebe que esté abierta y trabada antes de usarla.

  • Mantenga las cuatro patas de la andadera a la misma longitud.

  • Mantenga recta la espalda; no se encorve sobre la andadera.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.