Cuidado del yeso: Por qué se necesita un yeso - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidado del yeso: Por qué se necesita un yeso

Los huesos de cualquier parte del cuerpo se pueden partir. Para tratar las fracturas de las manos, los brazos, las piernas o los pies a menudo se usan yesos. Hay muchos tipos de fracturas, pero todas se curan de la misma manera: con hueso nuevo que se forma para conectar los fragmentos rotos. El yeso sujeta los huesos partidos en su posición mientras se curan.

Cómo se parten los huesos

Dependiendo del tipo de lesión, los huesos se pueden partir de diferentes maneras. Estos son los tipos de fracturas más frecuentes; tal vez usted tenga una fractura que no se ilustra aquí.

Fractura sin desplazamiento

  • Los fragmentos de hueso están alineados.

Fractura con desplazamiento

  • Los fragmentos de hueso están desalineados.

Fractura conminuta

  • El hueso se ha partido en tres o más fragmentos.

Fractura abierta

  • El hueso ha roto la piel. (Una fractura que no atraviesa la piel se denomina “cerrada”.)

Fractura en tallo verde

  • El hueso se dobla pero quizás no se quiebre por completo. Este tipo de fractura suele afectar a los niños, cuyos huesos son más flexibles y todavía están creciendo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.