Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después del reemplazo de rodilla: Poco después de la operación

Su equipo de atención médica supervisará sus progresos una vez que usted se despierte después de la operación, y usarán dispositivos auxiliares que lo ayudarán a recuperarse. Asegúrese de mencionarles cómo se siente y si se está controlando eficazmente su dolor.

Persona acostada en una cama de hospital con una rodilla sostenida por un equipo de movimiento pasivo continuo. La rodilla está envuelta y tiene tubos de un equipo de hielo que pasan por debajo de la envoltura. Tiene bandas de compresión secuencial envueltas alrededor de los dos pies. Dispositivos auxiliares

Hay ciertos tubos y máquinas que pueden ayudarlo a recuperarse después de su operación, como por ejemplo:

  • Una sonda intravenosa (IV) que le administra líquidos y medicamentos necesarios.

  • Un tubo denominado sonda que ayuda a drenarle la vejiga.

  • Un tubo de drenaje en la pierna para liberar el exceso de líquido y disminuir la hinchazón.

  • Una máquina de hielo o una compresa de hielo para disminuir la inflamación. El tubo de la máquina de hielo transporta agua fría a la articulación de la rodilla.

  • Una máquina de compresión secuencial (SCM, por sus iniciales en inglés) que le oprime y suelta suavemente el pie para prevenir los coágulos de sangre.

  • Una máquina de movimiento pasivo continuo (CPM, por sus iniciales en inglés) que le mueve suavemente la rodilla para aumentar la flexibilidad.

El control del dolor

Si se le controla el dolor, tardará menos tiempo en caminar y se recuperará más pronto. Por esto, usted debe ser sincero sobre cuánto dolor siente y no tener miedo de pedir calmantes cuando los necesite. Su enfermera podría darle medicamentos para el dolor por vía intravenosa (IV) o en pastillas. O tal vez usted reciba una bomba de analgesia controlada por el paciente (PCA, por sus iniciales en inglés), que le permite apretar un botón para darse a sí mismo una dosis medida de medicamento para el dolor. Hable con su enfermera si sus medicamentos no le calman el dolor o si usted comienza a sentirse peor de repente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.