Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía para tratar lesiones del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) es una banda de tejido resistente y fibroso que ayuda a estabilizar la rodilla. Las lesiones en este ligamento suelen producirse cuando la rodilla sobrepasa su amplitud normal de movimiento; exceder estos límites puede estirar o desgarrar el ligamento, de forma parecida a como se deshilachan las fibras de una cuerda. Para reparar un LCA desgarrado, se han utilizado tanto tratamientos quirúrgicos como no quirúrgicos. Hay varios tipos de cirugía disponibles, según lo que usted y su médico prefieran, además de otros factores. Algunos cirujanos prefieren operar pronto después de un desgarro de LCA, mientras que otros prefieren varias semanas de fisioterapia primero. Asimismo, existen diferentes opciones de anestesia para este procedimiento.

Prepárese para la cirugía

  • Deje de tomar aspirina y otros medicamentos siete días antes de la operación, según las recomendaciones de su médico.

  • Si su médico así lo recomienda, consiga unas muletas porque necesitará usarlas durante su recuperación.

  • No coma ni beba nada las 10 horas anteriores a la operación.

  • Consiga a un adulto que lo conduzca a su casa después de la operación. 

Durante la cirugíaImagen de la articulación de la rodilla donde puede verse el injerto en el LCAImagen de la articulación de la rodilla donde puede verse un LCA desgarrado

El tipo más común de cirugía para una lesión de LCA es la reconstrucción. Son varios los tipos de cirugía que se usan:

  • Un injerto de tendón rotuliano, en que se emplea un trozo de su propio tendón rotuliano que conecta la rótula con la tibia

  • Un injerto de tendón del cuádriceps, en que se emplea un trozo de su propio tendón del cuádriceps que conecta el músculo cuádriceps con la rótula

  • Un injerto de tendón del isquiotibial, en que se emplea un trozo de su propio tendón del isquiotibial que conecta el músculo isquiotibial con la tibia

  • Un injerto de tendón de un cadáver (lo que se denomina “alotrasplante”, en que se usan uno o varios tendones de un cadáver

Para reconstruir su LCA, el médico podría hacer una cirugía abierta o una artroscopia. En una artroscopia, le insertarán en la articulación de la rodilla un tubo largo y delgado con una cámara diminuta en el extremo para que su médico pueda ver dentro de la articulación. Se insertan instrumentos a través de las pequeñas incisiones para reparar la articulación.

Después de la cirugía

  • Pasará algunas horas en un área de recuperación. Tendrá puesto hielo sobre la rodilla para prevenir la hinchazón, y quizás tenga una férula en la pierna.

  • Puede que le conecten una máquina de frío continuo para que le alivie el dolor y la inflamación.

  • También es posible que le den algún medicamento para reducir el dolor y la hinchazón. Tome los medicamentos tal como le indique su médico.

  • Dependiendo del procedimiento, es posible que comience con la fisioterapia poco después de la cirugía. La fisioterapia puede incluir ejercicios suaves; en algunos casos se usa una máquina CPM (iniciales en inglés de “movimiento pasivo continuo”), que flexiona y extiende la rodilla para impedir que se entiese.

  • Probablemente podrá regresar a su casa el mismo día de la operación. Pida a un familiar o amigo adulto que lo conduzca a su casa.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.