Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de una cirugía de la espalda: El regreso a casa

Cuanto antes haga actividades físicas, más pronto podrá reanudar su rutina normal. Al mismo tiempo, es necesario que se proteja la espalda durante su recuperación; aumente su nivel de actividades a un ritmo pausado pero constante. También es posible que necesite ver a un fisioterapeuta durante esta etapa. Siga todas las pautas que le dé su médico o fisioterapeuta.

Las primeras semanasMujer madura mirando su correo.

Aunque es probable que se sienta cansado y débil al principio, cada día que pasa debería fortalecerse un poco más. Su incisión podría estar adolorida, y quizás sienta también algo de dolor, hormigueo o adormecimiento en la espalda o las piernas. Todos estos síntomas deberían disminuir a medida que los nervios sanan. Haga la mayor cantidad de movimientos que pueda sin llegar a empeorar el dolor.

Su programa de caminatas

Caminar es el mejor ejercicio que usted puede hacer después de su operación de la espalda. Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda y las piernas, aumenta la resistencia y alivia el estrés. Para comenzar, camine por su casa; aumente gradualmente hasta dar varias caminatas al día. Quizás le resulte útil proponerse un objetivo. Hable con su médico o fisioterapeuta para que le ayude a establecer una meta segura y realista.

Evite una recaída

Si el dolor se le empeora por más de 2  horas después de hacer una actividad, significa que usted trató de hacer demasiado antes de tiempo. Cuando sienta dolor, vaya más despacio y preste más atención a su postura y movimientos. Para la sexta semana después de la operación, debería estar casi recuperado del todo. Pero siga dejando que su dolor le sirva de advertencia de que debe aminorar la marcha.

 

Llame a su médico de inmediato si:

  • Tiene síntomas persistentes o intensos de dolor, debilidad o adormecimiento en la espalda o las piernas.

  • Observa una secreción, hinchazón o mayor enrojecimiento alrededor de la incisión.

  • Tiene fiebre, dolor de cabeza intenso o cansancio extremo.

  • Tiene dificultades para respirar.

  • Le cuesta controlar la vejiga o el intestino.

  • Tiene las piernas hinchadas o sensibles al tacto.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.