Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La diabetes y su hijo: Medición del azúcar en la sangre

A usted le han dicho que su hijo tiene diabetes. Esto significa que debe revisar el nivel de azúcar del niño tal como le indique el médico. Esta es la única forma de saber si el plan de control establecido para su hijo está dando el resultado deseado. El equipo de atención médica de su hijo le enseñará cómo revisar el nivel de azúcar sanguíneo del niño. Usted aprenderá con qué frecuencia debe hacer las revisiones y lo que significan los resultados. Esta información le permitirá mantener el nivel de azúcar sanguíneo de su hijo dentro de un intervalo óptimo.

Cómo usar un medidor de glucosa sanguínea

El nivel de azúcar en la sangre se determina con un medidor de glucosa sanguínea. Este dispositivo mide la cantidad de glucosa presente en la sangre del niño. Usará un dispositivo llamado lanceta para obtener una pequeña gota de sangre. Normalmente la gota se extrae de la punta de un dedo de la mano, pero también es posible extraerla del brazo o de la palma de la mano. La gota se coloca en una pequeña tira que se introduce en el medidor. A continuación el medidor proporciona un número (lectura) que indica el nivel de azúcar en la sangre del niño. Hay varios tipos de medidores disponibles. El médico le ayudará a seleccionar el medidor más adecuado a las necesidades de su hijo.

Trate de mantener el nivel de azúcar dentro del intervalo deseado

El nivel de azúcar sanguíneo de su hijo debe estar en el intervalo deseado lo más a menudo posible. El intervalo deseado está dentro de los límites en los que el nivel de azúcar es óptimo. Intente mantener el nivel de azúcar sanguíneo del niño en el intervalo deseado. Esto ayudará a reducir el riesgo de problemas de salud, entre ellos la cetoacidosis diabética. El médico de su hijo le ayudará a determinar cuál es el intervalo deseado. Anote aquí el intervalo deseado de su hijo:

  • Antes de una comida: Entre _____________ y ______________

  • 2 horas después de una comida: Entre _____________ y _____________

¿Por qué hay que medir el azúcar en la sangre?

El objetivo principal del tratamiento de la diabetes es intentar que su hijo se mantenga lo más sano posible mediante el control de sus niveles de azúcar en la sangre. Su equipo de atención médica trabajará con usted para establecer los límites de azúcar sanguíneo deseables para su hijo. También le enseñarán cómo hacer un examen de sangre a su hijo para medirle la cantidad de azúcar. Esta información le ayudará a mantener los niveles de azúcar sanguíneo de su hijo dentro de un intervalo óptimo.

Registro de las revisiones del nivel de azúcarPadre pinchando el dedo de su hija para medir el azúcar en la sangre.

Anote todas las lecturas (mediciones) del nivel de azúcar sanguíneo del niño. Puede usar un cuaderno de registro o diario para anotar los números. Muchos medidores también disponen de una función que permite guardar los números para luego transferirlos a un ordenador. Mantener un registro le ayudará a identificar la repetición de problemas, como la presencia de un alto nivel de azúcar después de ciertas comidas o actividades. Utilice el cuaderno de registro para identificar estos problemas y efectuar los ajustes correspondientes en el plan de control. Esto le ayudará a mantener más a menudo el nivel de azúcar sanguíneo del niño dentro del intervalo deseado. Asegúrese de llevar el registro o cuaderno de anotaciones a todas las visitas con el médico del niño.

Solución de problemas

Usted puede usar el diario del azúcar de su hijo para descubrir tendencias y encontrar soluciones a los problemas. Por ejemplo, revisar el diario puede ayudarle a ver lo que tiende a suceder a determinada hora del día, o cuando su hijo come ciertos alimentos. La solución de problemas puede convertirse en un juego de detectives para usted y su hijo: juntos podrán encontrar pistas y entender lo que significan.

La revisión del nivel de azúcar es parte de la vida cotidiana

La medición del azúcar sanguíneo debe ser parte de la rutina diaria de su hijo. Asegúrese de que el niño lleve consigo un medidor y los artículos necesarios siempre que esté fuera de su casa. Para animarlo a hacerse las revisiones, es importante que el niño entienda el motivo de las mismas. Esto es parte del trabajo de “detective” que le ayuda a usted y al niño a tomar decisiones y resolver problemas.

Consejos

Para reducir el dolor producido por las lancetas:

  • Use la parte lateral del dedo.

  • Use un medidor que requiera poca sangre.

  • Use un dispositivo de lanceta ajustable.

  • Use una lanceta delgada.

  • No limpie el dedo con alcohol. Es suficiente limpiarlo con agua y jabón.

Establezca un acuerdo con su hijo

Usted, su educador en diabetes y su hijo pueden ponerse de acuerdo para la vigilancia del nivel de azúcar sanguíneo. El acuerdo debe incluir lo siguiente:

  • Las horas y situaciones en las que el niño accede a revisar su nivel de azúcar sanguíneo.

  • El tipo de registro o diario que el niño va a llevar.

  • Un sistema de recompensas que el niño recibirá por cumplir el acuerdo y ser sincero. Es mejor que las recompensas no incluyan comida. Nunca permita que la recompensa consista en saltarse una inyección de insulina.

Anime a su hijo a asumir más responsabilidades

A medida que el niño se va haciendo mayor, podrá ir encargándose de más cosas. Para esto, el niño deberá aprender cómo controlar su diabetes. Si el niño quiere hacerse sus propias revisiones de azúcar sanguíneo, anímelo a hacerlo. Pero recuerde que tal vez las cosas no funcionen perfectamente al principio. No se desanimen por ello. Sigan intentándolo.

 

Trate de no emitir juicios

Es posible que a veces el niño tenga un nivel de azúcar demasiado alto o demasiado bajo. Tal vez usted no sepa de inmediato por qué ha ocurrido esto. No se enoje si ve que el nivel de azúcar está fuera del intervalo deseado. No juzgue el comportamiento del niño basándose sólo en estos números. Existen diversos factores, entre ellos factores emotivos como el exceso de estímulo, que pueden afectar el nivel de azúcar sanguíneo. Por lo tanto, no castigue al niño ni se enoje cuando la prueba indique un nivel de azúcar demasiado alto o demasiado bajo. Es importante que el niño tenga confianza en que puede mostrarle el número que ha obtenido, sea cual sea. Si está teniendo dificultades para mantener el nivel de azúcar sanguíneo en el intervalo deseado, póngase en contacto con el médico de su hijo. El médico podrá modificar el plan de control según juzgue necesario.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.