Manejo del dolor crónico: Actividad física - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Manejo del dolor crónico: Actividad física

Al principio, es posible que el dolor empeore durante el ejercicio; sin embargo, a medida que aumenta la fortaleza y flexibilidad, el cuerpo puede relajarse más fácilmente y el dolor tiende a disminuir.

El ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor. En algunos casos, el ejercicio puede ayudar a tratar su problema de salud. La actividad física puede mejorar su estado de ánimo y su salud en general, aumentando su nivel de energía, ayudándole a dormir mejor y contribuyendo a controlar su peso.

Haga ejercicio con prudencia

  • Consulte a su proveedor de atención médica antes de iniciar un programa de ejercicios.

  • Si no ha hecho ejercicio en mucho tiempo o tiene impedimentos corporales, considere la posibilidad de trabajar con un fisioterapeuta para que le enseñe a estirarse y hacer actividades adecuadas para su estado de salud y nivel de forma física.

  • Comience poco a poco, aumentando gradualmente el tiempo y la intensidad. Haga ejercicio varias veces por semana, no sólo los fines de semana.

Maneras de hacer ejercicio

  • Practique ejercicios de estiramiento y de amplitud de movimientos para acondicionar los músculos y articulaciones adoloridos. Puede hacer estos ejercicios todos los días.

  • Elija ejercicios de bajo impacto como caminar, montar en bicicleta, hacer natación y otros tipos de gimnasia acuática.

  • Evite las actividades de alto impacto como saltar, correr o hacer movimientos bruscos como arranques, paradas o cambios de dirección.

  • Pruebe a hacer entrenamiento de fuerza con pesas ligeras. Aumente gradualmente el número de repeticiones que hace en cada sesión.

Comprométase a cumplir su meta

Establezca la meta de hacer al menos 30 minutos de ejercicio 3 a 5 veces por semana.

  • Elija actividades que le agraden. Haga ejercicio con un amigo o inscríbase en una clase de gimnasia.

  • Sea más activo en su vida cotidiana. Suba las escaleras en vez de tomar el ascensor. Camine en vez de irse manejando al hacer sus diligencias. Estaciónese a alguna distancia de su destino.

  • Mantenga a la mano su ropa y zapatos de gimnasia en el trabajo o en su carro.

  • Fije metas asequibles y prémiese cuando las alcance.

Consejos para el ejercicio prudente

  • Comience cada sesión haciendo ejercicio lento para "calentarse". Aumente la intensidad gradualmente hasta alcanzar un ritmo enérgico, luego disminuya el paso para "enfriarse".

  • Al principio, es normal que se sienta un poco adolorido. Si se le empeora el dolor después del ejercicio, deténgase y llame a su médico.

  • Aplíquese calor o hielo según las indicaciones.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.