Radiografía ósea (rayos X) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Radiografía ósea (rayos X)

La radiografía ósea es una manera de tomarle fotografías a los huesos. Una pequeña dosis de radiación (rayos X) se pasa a través del cuerpo, produciendo imágenes de los huesos en una lámina de película.

Radiografía de una mano y un brazo que muestra una fractura de muñeca.

Por qué se realiza una radiografía ósea

Las radiografías de los huesos pueden tomarse para:

  • Detectar y evaluar fracturas (rupturas o astillas de los huesos).

  • Asegurarse de que una fractura se haya tratado de manera adecuada o haya sanado satisfactoriamente.

  • Planificar una operación de la columna vertebral o las articulaciones, o evaluar los resultados de dicha operación.

  • Vigilar la evolución de la artritis y otras enfermedades de los huesos o articulaciones.

  • Detectar y diagnosticar el cáncer en los huesos.

Preparación para el procedimiento

  • Es posible que se le pida que se ponga una bata de hospital. (Esto depende de la zona del cuerpo que se esté examinando.)

  • Indíquele al técnico si existe la posibilidad de que esté embarazada.

  • Quítese ganchos de pelo, joyas, dentaduras postizas y cualquier otra cosa de metal que pueda aparecer en la radiografía.

Durante el procedimiento

  • Se le pedirá que se acueste, se siente o se ponga de pie de modo que la parte del cuerpo que se está examinando se encuentre debajo del equipo de rayos X. El técnico lo colocará en la posición adecuada.

  • Es posible que ciertas partes del cuerpo, tales como sus órganos reproductivos, se cubran a fin de protegerlos contra la radiación.

  • Deberá mantenerse inmóvil mientras se toman las radiografías. Es posible que se utilicen almohadas o cojines de espuma para ayudarle a mantener la posición correcta.

  • Quizás se le pida que aguante la respiración durante un período de 10 a 25 segundos a la vez.

  • Tal vez tenga que colocarse en varias posiciones de manera que puedan tomarse radiografías desde más de un ángulo.

  • Todo el procedimiento dura por lo general menos de 15 minutos.

Riesgos de la radiografía ósea

Su proveedor de atención médica puede hablarle de los riesgos de la radiografía. En la mayoría de los casos, las ventajas de la radiografía ósea superan sus riesgos.

Después del procedimiento

  • Se le pedirá que espere hasta que el técnico haya revisado las imágenes para ver si es necesario tomar radiografías adicionales.

  • Su médico discutirá los resultados con usted una vez que estén listas las imágenes.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.