Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Drenaje biliar percutáneo

La bilis es una sustancia producida en el hígado y almacenada en la vesícula biliar. Ayuda a la digestión. Normalmente, sale del hígado a través de una serie de conductos (tubos naturales). La bilis se puede acumular en el hígado cuando uno de estos conductos se obstruye. También puede suceder esto si se forma un orificio o una lesión en un conducto. El drenaje biliar es un procedimiento que permite extraer la bilis del hígado. El procedimiento lo lleva a cabo un médico especialmente capacitado conocido como radiólogo intervencionista.

Vista frontal del hígado, el estómago, el intestino delgado, la vesícula biliar y el conducto biliar común.

¿Cómo me preparo para el drenaje biliar?

Siga todas las instrucciones que le den para prepararse, por ejemplo:

  • Siga todas las instrucciones que le den sobre no comer ni beber antes del procedimiento.

  • Avísele al tecnólogo si está embarazada o podría estarlo, o si está amamantando.

  • Infórmele al tecnólogo si tiene alergia al tinte para rayos X (medio de contraste) u otros medicamentos.

  • Recuerde decirle a su médico todos los medicamentos que toma. Es posible que le pidan que deje de tomar algunos o todos antes de la prueba. Esto incluye:

    • Todos los medicamentos recetados

    • Los medicamentos de venta libre que no necesitan receta

    • Todas las drogas de calle si es que las usa

    • Hierbas, vitaminas, algas, jarabes para la tos y otros suplementos

¿Qué sucede durante el drenaje biliar?

  • Se pondrá una bata de hospital y se acostará en una mesa de rayos X.

  • Se le colocará una sonda IV (intravenosa) a fin de administrarle líquidos y medicamentos. Es posible que le den medicamentos que le ayudarán a relajarse y lo adormecerán.

  • Se le limpiará la piel de su abdomen y se le aplicará un anestésico local para insensibilizar la zona.

  • Se le insertará una aguja en el hígado. Se inyectará medio de contraste en los conductos. Esto permitirá ver claramente el sistema de conductos en las radiografías.

  • Se le insertará un tubo delgado y flexible (catéter) que se conducirá hasta dentro del hígado. Utilizando como guía imágenes radiográficas o de ultrasonido, el radiólogo desplazará el catéter hacia el conducto que se desea drenar.

  • La bilis se extraerá de su cuerpo a través del catéter. Se conectará una bolsa al extremo del catéter a fin de recoger la bilis a medida que se drena.

  • El catéter se puede suturar (dar puntos) o fijar con cinta a su piel temporalmente para asegurarlo y evitar que se mueva. 

  • Durante el procedimiento, es posible que el radiólogo utilice el catéter para despejar la obstrucción. En este caso, es posible que se coloque un cilindro de malla metálica (stent) en el conducto para ayudarlo a mantenerse abierto. Esto permite retirar el catéter, por lo general más adelante.

¿Qué sucede después del drenaje biliar? 

  • Es normal tener un poco de fiebre (1º F por arriba de su temperatura normal) durante las primeras 24 horas posteriores al procedimiento. Si dura más de 24 horas, haga lo que le haya indicado su proveedor de atención médica.

  • Probablemente permanecerá hospitalizado durante la noche o por más tiempo.

  • Cuide del catéter y del sitio de drenaje según se le indique.

  • Consulte con su médico acerca de cuánto tiempo deberá tener el catéter.

¿Cuáles son los riesgos y las posibles complicaciones de un drenaje biliar?

  • Infección dentro de su cuerpo o en el sitio de inserción

  • Sangrado en el sitio de inserción

  • Fuga de bilis hacia el abdomen

  • Lesión en el hígado o sangrado en su interior. Usted podría necesitar una transfusión de sangre por esta causa.

  • Problemas debidos al medio de contraste. Por ejemplo, una reacción alérgica o una lesión de los riñones.

  • Exposición a niveles bajos de radiación de rayos X que generalmente son seguros. Esta exposición se siente muy baja y generalmente este riesgo es superado por lejos por los beneficios del estudio. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.